Escuelapedia.com Varios Proteccionismo (política económica)

Avisos google

Proteccionismo (política económica)

Proteccionismo

El proteccionismo es una doctrina que busca proteger el mercado interno a través de la creación de mecanismos que dificultan la entrada al país de mercancías importadas, reducen la competencia externa y permiten así el libre desarrollo de las actividades económicas internas. La teoría contra el proteccionismo es el libre comercio. A través de esta línea de actividad, se garantiza la independencia de un país, mientras que cuando se opta por el libre comercio, camino inverso, se alcanza la fase de interdependencia entre Estados que compiten entre sí.

Todos los países, más o menos, adoptan estas medidas económicas en algún punto de su trayectoria política y económica. Para ello, establecen tarifas elevadas e imponen reglas técnicas a los productos externos, generando así una serie de obstáculos que hacen más difícil su entrada en el mercado nacional, al disminuir su margen de lucros. También es común crear subsidios a la industria interna, propiciando un crecimiento más intenso: e instituir un porcentaje fijo de mercancías y de trabajos extranjeros en el mercado interno.

Como resultado, los empleos en el ámbito nacional quedan más asegurados, la industria y la agricultura internas son protegidas, se estimula el incremento de nuevas técnicas nacionales y se estimula la apertura de las fronteras para actividades comerciales. Por otro lado, sin embargo, hay una elevación de los precios de los productos nacionales; en la falta de una mayor competitividad, las industrias se acomodan y no desarrollan el potencial integral del que disponen; el país no acompaña el avance tecnológico en el contexto externo y hay una privación de los mercados exteriores.

La Organización Mundial del Comercio – OMC – regula el comercio internacional entre los países. Por lo tanto, es este órgano responsable de velar por la institución de normas en las transacciones comerciales externas y vigilar las medidas proteccionistas adoptadas por varias naciones. Su objetivo es fomentar un mercado más liberal. Proteccionismo, como ha sido visto anteriormente, tiene sus ventajas y desventajas, pero quizás su mayor perjuicio sea en la esfera de las políticas que incentivan la lucha contra el hambre y el desarrollo de las naciones pobres.

Hoy en día, España enfrenta una mayor competitividad del mercado chino y de otros recién llegados a la economía mundial. La competición con estos países no es posible en el campo de los precios, y sí en la esfera del marketing, de los recursos tecnológicos, de la concepción y de la planificación de los productos, así como en el aprovechamiento de los recursos naturales, área en la cual España destaca.

Pero es precisamente de las diferencias entre los distintos países, de la competición entre sus varias posibilidades, que nace el progreso y el equilibrio de precios al consumidor. Si todos los países radicalizasen sus medidas proteccionistas, cada nación sería una autarquía aislada, no habría contacto entre los Estados. Sin la disputa comercial y el intercambio necesarios para el crecimiento, cada economía tendería a un probable estancamiento.

El proteccionismo, por lo tanto es importante para el desarrollo económico de un país, pero en un grado moderado, porque su versión radical podría generar un marco dramático para la economía mundial.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado