Avisos google

Partenón

Partenon

El Partenón (en griego antiguo Παρθενών) era un templo de la diosa griega Atenea, construido en el siglo V a.C. sobre la Acrópolis de Atenas. Es el más conocido de los edificios que quedan de la antigua Grecia y fue condecorado con la mejor de la arquitectura griega. Sus esculturas decorativas son consideradas uno de los puntos más importantes del arte griego.

El Partenón, un templo dórico con elementos arquitectónicos jónicos, alberga la colosal estatua de Atenea, realizada por el escultor Fidias, consagrada entre el 439 y el 438 a.C. Las descripciones mencionan una estatua criselefantina (oro y marfil) de doce metros de altura. Lamentablemente no sobrevivió hasta nuestros días.

El Partenón es un símbolo perdurable de Grecia y la democracia, y es visto como uno de los monumentos culturales más importantes del mundo. El nombre parece derivar de la monumental estatua de Atenea del Partenón, tallada en marfil y oro por Fidias y su epíteto Parthenos (en griego antiguo παρθένος) se refiere a su estado virginal.

El Partenón fue construido para reemplazar un antiguo templo destruido por una invasión de los persas en el 480 a.C. Al igual que la mayoría de los templos griegos, sirvió como un tesoro, donde se guardaban las reservas de divisas y metales preciosos de la ciudad y la Liga de Delos, que más tarde se convertiría en el imperio ateniense. En el siglo VI se convirtió en una iglesia cristiana dedicada a María y después de la conquista turca se convirtió en una mezquita.

En 1687, un depósito de munición instalado por los turcos explotó tras ser alcanzado por una bala de cañón veneciana, causando graves daños al edificio y sus esculturas. En el siglo XIX, el diplomático británico Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, removió muchas de las esculturas sobrevivientes a Inglaterra, hoy conocidas como Mármoles de Elgin y exhibidas en el Museo Británico de Londres. Una disputa polémica pide el retorno de esas precias a Grecia.

El Partenón y otros edificios de la Acrópolis, forma hoy uno de los sitios arqueológicos más visitados de Grecia y el Ministerio de Cultura griego lleva a cabo un programa de restauración y reconstrucción.

El edificio fue construido por iniciativa de Pericles, el líder político de los atenienses del siglo V a.C., y su construcción fue supervisada por Fidias, también a cargo de la escultura decorativa. Los arquitectos fueron Ictino y Calícrates y la construcción comenzó en el año 447 a.C. y se completó sustancialmente en el año 438 a.C., pero la decoración continuó hasta el 433 a.C.

Supervivencia a lo largo de los siglos

El Partenón ha sobrevivido como un lugar dedicado a Atenea por cerca de mil años. Ciertamente, estaba intacto en el siglo IV a.C., cuando era tan antiguo como la iglesia de Notre y más antiguo que la Basílica de San Pedro en Roma. Pero en ese momento, Atenas se redujo a una ciudad de provincias del Imperio Romano, todavía con un pasado glorioso. En algún momento del siglo V, la gran imagen de Atenea fue llevada a Constantinopla, donde fue destruida más tarde, probablemente durante el saqueo de la ciudad promovido por la Cuarta Cruzada en 1204.

Mucho antes de que el Partenón fuera transformado en una iglesia cristiana en los tiempos del Imperio Bizantino, dedicado al culto de la Virgen María o la Madre de Dios (Theotokos). Al convertir el templo en una iglesia, las columnas y algunos muros fueron retirados. Fue también creado un ábside en el lado este, lo que condujo a la eliminación de algunas de sus esculturas. Estos dioses fueron depuestos o reinterpretados de acuerdo con un tema cristiano o destruidos.

En 1456, Atenas fue tomada por el Imperio Otomano y el Partenón se convirtió una vez más a los preceptos de su religión, esta vez transformado en mezquita. Contrariamente a la mitología posterior, los otomanos fueron en general respetuosos con los monumentos antiguos en sus territorios, y no destruyeron las antigüedades de Atenas. Por otro lado, no realizaron ningún proyecto de preservación y utilizaron el templo, durante la guerra, como fortificación. Visitantes europeos del siglo XVII y algunos diseños de la Acrópolis registraron que el edificio se mantenía conservado.

Destrucción y saqueo

El Partenón sufrió su mayor daño en 1687, cuando los venecianos, liderados por Francesco Morosini, atacaron Atenas, y los otomanos utilizaron el edificio como almacén de pólvora. El 26 de septiembre, un cañón de Venecia, disparando golpeó al depósito armamentístico y el edificio fue parcialmente destruido. La estructura interna fue demolida, el techo se derrumbó y algunas columnas, especialmente en el lado sur, terminaron en ruinas. Las esculturas sufrieron graves daños. Muchas piezas del piso se desprendieron y, más tarde convertidos en recuerdos.

Después de que el edificio fuera abandonado, una pequeña mezquita fue erigida en su lugar. En los últimos años del siglo XVIII, muchos europeos visitaron Atenas y una amplia iconografía de las pintorescas ruinas fue acumulada, ayudando a fomentar la simpatía por la causa de la independencia de Grecia en Francia y en Inglaterra. En 1801, el embajador británico en Constantinopla, Lord Elgin, consiguió el permiso del sultán para hacer moldes y dibujos de las antigüedades de la Acrópolis, para demoler edificios recientes y para retirar las esculturas del lugar. Concedido el permiso, decidió recoger todas las esculturas a su paso. Empleó trabajadores locales para retirarlas de las paredes del edificio, recogió algunas del suelo y compró piezas pequeñas de la población. En la actualidad, las esculturas están en el Museo Británico, conocidas como los Mármoles de Elgin. Otras esculturas se hallan en el Museo Louvre en París o en Copenhague. Muchas de las que sobraron se encuentran en Atenas, en el Museo de la Acrópolis, construido apenas a algunos metros al sudoeste del edifcio.

Hoy en día, el Gobierno griego está haciendo campaña para la devolución de las esculturas, pero el Museo Británico ni siquiera considera esa posibilidad.

En 1975, el gobierno griego inició una serie de esfuerzos para restaurar el Partenón y otras estructuras de la Acrópolis. El proyecto atrajo más recursos y apoyo técnico de la Comunidad Europea.

Cronología

  • 447-432 a.C. – Construcción del Partenón en el gobierno de Pericles y decorado con esculturas de Fidias.
  • 267 a.C. – Los bárbaros hérulos invaden Atenas e incendian la construcción.
  • 343-361 a.C. – La recuperación del templo, probablemente bajo las órdenes del emperador romano Juliano Apóstata.
  • Siglo V d.C. – La gran estatua de Atenea es llevada a Constantinopla y más tarde destruida.
  • Siglo VI d.C. – Conversión en Iglesia Ortodoxa Griega. Los monjes retiran columnas internas, destruyen esculturas y crean una capilla en la fachada este.
  • 1204 – Los cruzados invaden Atenas y cambian el nombre del Partenón a Notre-Dame de Atenas, convirtiéndose en una iglesia católica.
  • 1456 – Atenas es invadida por el Imperio Otomano y el templo se convierte en mezquita islámica. Un minarete se coloca en su base.
  • 1687 –Los venecianos atacaron Atenas. El Partenón es utilizado por los turcos como almacén de pólvora y, el 26 de septiembre, es golpeado por una bala de cañón que se destruye su estructura interna.
  • 1801 – El embajador británico en Constantinopla, Lord Elgin, obtuvo permiso para hacer estudios sobre la Acrópolis y traslada las esculturas a Inglaterra.
  • 1832 – Independencia de Grecia. Desde entonces trabajan en la conservación del templo.
  • 1835 – Inicio de las excavaciones arqueológicas y trabajos de restauración de las ruinas del Partenón.
  • 2004 – Trabajos de restauración de la pronaos (salón este, que albergaba la estatua principal de Atenea en oro y marfil, hecha por Fidias) y el opistodomo (sala oeste, que contenía el tesoro público de Atenas).
Contenidos recomendados
Recomendado