Escuelapedia.com Historia Imperio bizantino: hechos destacados, religión y cultura

Avisos google

Imperio bizantino: hechos destacados, religión y cultura

El Imperio Bizantino

En el 395, el emperador Teodosio II dividió el imperio romano en dos partes: Occidente con capital en la ciudad de Roma y Oriente, en una antigua colonia griega llamada Bizancio. Constantino, emperador, trasladó la capital de Roma a Bizancio, pasando a ser conocida como Constantinopla.

Un hecho importante durante el reinado de Teodosio II fue el impedimento de la ferocidad de los hunos en invadir Constantinopla. El emperador accedió a pagar un gran tributo en oro a Atila, el líder de los hunos.

Uno de los más famosos emperadores bizantinos fue Justiniano, porque su reinado correspondió al ápice del imperio bizantino. Su poder se inició en el 527 y termina en el 565, destacando algunos conceptos y acontecimientos importantes de la época como:

  • Cesaropapismo – César, jefe del Estado y de la Iglesia, se convierte en autoridad suprema en materia religiosa. Supone la unificación bajo una misma autoridad de los poderes políticos en las cuestiones eclesiásticas.
  • Gran Cisma de Oriente – Dentro de ese contexto, el Estado pasa a interferir constantemente en los asuntos religiosos provocando intensos desgastes sociales. Así, en 1054, la cristiandad se divide en dos iglesias: Iglesia Católica de Occidente, con sede en Roma, e Iglesia Ortodoxa de Oriente.
  • Guerra de Reconquista – Justiniano intenta reconstruir el antiguo Imperio Romano, tratando de reconquistar el norte de África, Italia y Península Ibérico. Estos estuvieron bajo dominio de los bárbaros.
  • Rebelión de Nika – insatisfacciones y luchas sociales generadas por la política fiscal promulgada por el gobierno, apoyando la guerra de Reconquista. Justiniano hizo uso de la violencia para contener la rebelión.
  • Cuerpo de Derecho Civil (Corpus iuris civilis) – creado y elaborado por Justiniano, dicha legislación fue compuesta como sigue: el Código (revisión de todas las leyes romanas), el Compendio (resumen escrito por juristas), las Institutas (manual para estudiantes de derecho) y las Novelas (conjunto de leyes creadas).

Religión y cultura

Cuestiones relacionadas con la religión eran frecuentes entre la población bizantina. Extensos debates teológicos fueron discutidos con el fin de definir, por ejemplo, el monofisismo (tesis que afirmaba que Cristo tenía solamente una naturaleza, la divina. De esta manera, se le negó su doble naturaleza: humana y divina). Otro tema a debatir fue la iconoclastia, un movimiento que predica la destrucción de iconos o imágenes sagradas.

La arquitectura merecía destaque en relación al arte, en la construcción de monasterios, iglesias, palacios y fortalezas. Una característica única era el uso de cúpulas en las obras. La iglesia de Santa Sofía, construida durante el reinado de Justiniano, fue una de las iglesias más exuberantes ya realizadas. La representación de figuras religiosas, políticas y estilización de plantas y animales a través del arte del mosaico son prominentes puntos de destaque cultural.

Fin del imperio bizantino

Con la muerte del emperador Justiniano, el reino cayó en el abandono. En el período comprendido entre los siglos VII y VIII, los árabes conquistaron el reino y, en 1453, los turcos ocuparon Constantinopla.

Expansión islámica sobre Europa

Entre el 661 y el 750, ocurrió en Europa, entre otros lugares, el avance árabe de la dinastía Omeya, de origen islámico. Llegando a la Península Ibérica, la expansión fue contenida por Carlos Martel en el 732, en la Batalla de Poitiers. La expansión del islamismo también otro factor contribuyente para el contacto entre culturas occidental y oriental.

Recomendado