Saltar al contenido

Los óxidos ácidos

Los oxidos acidos

Los óxidos son compuestos formados por dos elementos, siendo que el más electronegativo es el oxígeno.

Estos compuestos pueden ser clasificados según el comportamiento que presentan frente a ácidos, bases y agua. Según este criterio, tenemos seis tipos de óxidos: básicos, ácidos, anfóteros, neutros, dobles o mixtos y peróxidos.

Los óxidos ácidos también llamados anhídridos son aquellos que reaccionan con el agua y originan un ácido que también reacciona con una base y que también reaccionan con una base y generan agua y sal.

Algunos ejemplos de óxidos ácidos son: CO2, SO2, SO3, P2O5, Cl2O6, NO2, N2O4 o N2O5.

Observa que, en general, los ácidos son formados por ametales, que son elementos con alta electronegatividad.

Vea las reacciones de algunos de ellos con agua y con bases, comprobando el concepto mencionado anteriormente.

ÓXIDO + AGUA → ÁCIDO
SO2(g) + H2O(l) → H2SO3 (aq)
SO3 (g) + H2O(l) → H2SO4 (aq)
CO2(g) + H2O(l) → H2CO3(aq)
CrO3(g) + H2O(l) → H2CrO4(aq)
P2O5(g) + H2O(l) → 2 HPO3(aq)
P2O5(g) + 2 H2O(l) → H4P2O7(aq)
P2O5(g) + 3 H2O(l) → 2 H3PO4(aq)
Cl2O6(g) + H2O(l) → HClO3(aq) + HClO4(aq)
N2O4(g) + 3 H2O(l) → HNO2(aq) + HNO3(aq)

ÓXIDO + BASE → SAL + AGUA
SO3 (g)+ 2 NaOH(aq) → 1 Na2SO4 (aq) + 1 H2O
CrO3(g) + 2 NaOH(aq) → 1 Na2CrO4 (aq) + 1 H2O

Otro nombre que se asignan estos compuestos es ‘anhídridos de ácidos’, ya que esa palabra proviene del griego anhydros, que significa ‘sin agua’, porque ellos pueden ser obtenidos por medio de deshidratación de ácidos oxigenados. Observa los ejemplos:

ÁCIDO → AGUA + ANHÍDRIDO
H2CO3 → H2O + CO2
H2SO4 → H2O + SO3

Los óxidos ácidos están muy presentes en la vida diaria, como es mostrado a continuación en el caso de sus principales representantes:

Óxidos de azufre (SO2 y SO3): estos óxidos se liberan en la quema de combustibles fósiles – principalmente el aceite diesel y la gasolina –, ellos contienen impurezas de azufre y son lanzados en la atmósfera. Visto que esos óxidos ácidos reaccionan con el agua generando ácidos, ellos constituyen un peligro para el medio ambiente, pues son los principales causadores de las lluvias ácidas que destruyen la flora, ríos y lagos, acaban con la vida marina y corroen construcciones civiles, estatuas y monumentos artísticos deteriorando su estado significativamente.

Dióxido de carbono (CO2): este es el gas utilizado en refrescos y aguas minerales carbonatadas. En forma sólida, es el hielo seco, que tiene la propiedad de sublimar (pasar directamente del estado sólido al gaseoso), arrastrando con ello las moléculas de agua y lo que resulta en una densa niebla blanca. Este tipo de ‘nube’ se utiliza como recurso escénico en conciertos, festivales, películas, entre otros.

El dióxido de carbono es un gas que se libera en combustión completa de los combustibles fósiles. Su concentración en la atmósfera está aumentando cada vez más debido a la creciente utilización de tales combustibles, agravando problemas como el efecto invernadero y el calentamiento global.

Escribe el primer comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Más contenidos

    Síguenos en Facebook