¿Cuál es la constitución e importancia del suelo?

El suelo puede estar formado por piedras, arena, piedra caliza o tierra. Algunos son adecuados para la siembra, otros son mejores para construir edificios, pero en general, el suelo sirve como base para caminar, y estabilizarnos firmemente.

El suelo tiene una gran importancia en la vida de todos los seres vivos de nuestro planeta, así como el aire, agua, fuego y viento. Es de él que retiramos parte de nuestros alimentos y es sobre él que, en la mayoría de veces, construimos nuestros hogares.

El suelo se forma esencialmente a partir de la roca (material duro que también conocemos como piedra), a través de la participación de los elementos del clima (lluvia, hielo, viento y temperatura), que con el tiempo, y la ayuda de los organismos vivos (hongos, líquenes y otros) van transformando las rocas, disminuyendo su tamaño, hasta transformarla en un material más o menos suelto y suave, también llamado de parte mineral.

Los seres vivos, animales y vegetales, así como insectos, gusanos y el propio hombre contribuyen al desarrollo del suelo. Ellos actúan mezclando la materia orgánica (restos de vegetales y de animales muertos) con el material en que se transformó la roca. Esa mezcla hace que el material procedente del desgaste de las rocas proporcione alimentos a todas las plantas que viven en nuestro planeta. Además, los seres vivos, cuando mueren, van siendo mezclados con el mismo material formando el verdadero suelo.

— 64 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *