Escuelapedia.com Tecnologia Partes de un microscopio y calidad de imagen

Avisos google

Partes de un microscopio y calidad de imagen

partes microscopio

Las partes de un microscopio tradicional pueden dividirse en doce partes (ver gráfico superior): 1) Ocular, 2) Tornillo macromético , 3) Tubo óptico , 4) Columna, 5) Revólver portaobjetivos, 6) Objetivos, 7) Pinzas, 8) Platina, 9) Diafragma, 10) Espejo o lámpara iluminadora, 11) Pie, 12) Tornillo micrométrico.

La lente del microscopio es encargada de la formación de la imagen captada;  la zona ocular  transmite y aumenta la imagen de la lente en el ojo; el revólver es un conjunto giratorio que tiene muchos objetivos;  el tubo óptico sostiene el ocular a una distancia adecuada de la lente objetivo y bloquea la luz dispersada; en cuanto a soporte y alineamiento, la columna es la parte curva que segura todas las partes ópticas a una distancia fija y las alinea, y la base o pie soporta el peso de todas las partes del microscopio.

El tubo se conecta al brazo del microscopio mediante el engranaje de piñón y cremallera. Este sistema permite enfocar la imagen al cambiar los objetivos o los observadores y apartar la lente al reemplazar las muestras.

Los microscopios suelen presentar dos configuraciones básicas: vertical e invertido. Los microscopios invertidos son mejores para mirar a través de especímenes gruesos, debido a que las lentes están más cerca del fondo del soporte donde las células crecen.

Los microscopios de luz muestran las estructuras de las células vivas y tejidos, así como las muestras inertes como rocas y semiconductores. El microscopio óptico es responsable de grandes avances en el área biomédica y sigue siendo una poderosa herramienta para los científicos.

Calidad de imagen

Al examinar una muestra con un microscopio, la calidad de imagen es evaluada por las siguientes características: brillo, enfoque, contraste y resolución.

Brillo: define la intensidad de luz u oscuridad en una imagen. La luminosidad se relaciona con el sistema iluminación y puede ser alterado cambiando la tensión de la lámpara (reóstato) y ajustándose el condensador y las aberturas del diafragma o el agujero perforado con la aguja. La luminosidad también se relaciona con la apertura numérica de la lente –cuanto mayor es la abertura, más brillo ofrecerá la imagen-.

Foco: la imagen puede ser borrosa o nítida. El foco se relaciona con la longitud focal y puede ser manejado con los botones de enfoque. El espesor de la lámina de vidrio en la muestra también puede afectar a una imagen focal buena, siendo demasiado gruesa para la lente. Por tanto, con un espesor correcto se puede mejorar esta característica.

Resolución: se refiere a la distancia mínima entre dos puntos en la imagen a partir de la cual ellos pasan a ser vistos como un único punto. La resolución se relaciona con la apertura numérica de la lente (cuanto mayor es la apertura numérica, mejor será la resolución) y la longitud de onda de luz que pasa a través de las entes (cuanto más corto sea la longitud, mejor resolución).

Contraste: este valor indica la diferencia en luminosidad entre áreas adyacentes del espécimen. El contraste está relacionado con el sistema de iluminación y se puede ajustar cambiando la intensidad de la luz y la abertura. Dar coloración al espécimen a través de la química permite aumentar el contraste.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado