Escuelapedia.com Varios Consejos para los padres primerizos

Avisos google

Consejos para los padres primerizos

Padres hijos
El recién nacido no es el único miembro de la familia que tiene que adaptarse a un nuevo mundo: la vida de mamá y papá también sufrirán cambios importantes.

En la familia tradicional era la madre quien era responsable por el bebé y su cuidado. El padre representaba una figura de fuerza en el seno de la familia y era su principal sustento.

En la actualidad, la estructura familiar tiene que adaptarse a un mundo cada vez más rápido, más próspero, más rico en información, involucrado más en educación y con una mayor movilidad social. Han cambiado los roles de los padres, así como las relaciones sistémicas en la vida familiar – podemos hablar de una nueva forma de ser madre y una nueva forma de ser padre.

Por otro lado, cuando todo va bien, la duración de la estancia en el hospital es corta y raramente la madre requiere recuperación física. Además, es cada vez más difícil el apoyo de la familia prolongada y de las generaciones mayores. De esta manera, la madre suele contar el apoyo de su marido, siendo su papel muy importante y necesario.

Con el nacimiento de un niño, los hombres también pueden sentirse un poco deprimidos. Ser padre es una gran responsabilidad, y además incrementa sustancialmente las facturas. Por lo tanto, es natural sentirse así, pero también es importante no olvidar que es una etapa pasajera.

Son cada vez más los padres que quieren o tienen que involucrarse en el cuidado de su bebé, compartiendo con su madre la misteriosa y maravillosa aventura de crecimiento y desarrollo de su hijo.

El famoso pediatra norteamericano T. Berry Brazelton, llegó a la conclusión de que cuando los padres comienzan a cuidar a los hijos precozmente, hay facetas que los niños desarrollan mejor como, por ejemplo, el sentido del humor y la gracia. De acuerdo a Brazelton, tal situación se debe al hecho de que los padres pueden estar más relajados y ser más espontáneos que las madres (que viven sobrecargadas con una pesada rutina diaria).

Consejos para los padres primerizos

No sea un mero espectador. Para establecer una relación de confianza con el hijo es necesario entrar en contacto con él: llevarlo, tocarlo, besarlo, abrazarlo, observarlo.

Cada uno deberá crear su propio estilo de interacción con su hijo. No se trata de imitar a la madre. No es necesario actuar y comportarse como ella. Habitualmente los padres confían más en las capacidades de los hijos, son capaces de esperar y de dejarlos que hagan actividades.

Aunque es natural sentirse orgullosos y querer mostrar al bebé a toda la familia y amigos, excesivas visitas y llamadas pueden resultar agotadores para todo el núcleo familiar. No se debe prescindir del descanso y de la intimidad de la nueva familia formada. El contestador puede ser un precioso ayudante.

Al principio todo parece un problema. ¿Cómo saber qué le pasa al bebé? ¿Por qué llora? ¿Estará mojado para cambiarle el pañal? ¿Tendrá hambre? ¿Estará cansado? ¿Tendrá frío? ¿Calor? No se debe entrar en pánico. Si prestamos atención en breve sabremos interpretar los varios tipos de llanto y percibir mejor los deseos del niño(a).

Debe cambiarse el pañal de forma regular. Puede hacerlo antes de alimentarlo. Los bebés son generalmente despiertos y activos, lo que facilita la interacción y el juego. Aproveche esta ocasión para pasar a unos momentos entre padre e hijo.

Evite el uso de polvos de talco porque el bebé puede respirarlos. Es preferible el uso de ungüentos. Pero no exageremos y no olvidemos limpiar los dedos antes de cerrar los pañales para no correr el riesgo de que los adhesivos no se peguen bien.

La repentina aparición de erupciones cutáneas y manchas rojizas en el bebé son más frecuentes de lo que imaginamos. Normalmente son pasajeras y corresponden a la adaptación del organismo a la vida extra-uterina.

No tenga miedo por el ritmo del latido del corazón de su hijo. La frecuencia cardiaca del recién nacido es cerca de 120 latidos por minuto – suficiente para que el cuerpo obtenga todo el oxígeno que necesita. Para un seguimiento individualizado acuda a un especialista.

Recomendado