Avisos google

Anschluss

Anschluss
Anschluß o Anschluss es una palabra alemana que significa anexión. Es utilizada en la Historia para hacer referencia a la anexión política y militar de Austria por Alemania en 1938.

En el Tratado de Saint-Germain-en-Laye de 1919, que puso fin al Imperio Austro-Húngaro, el artículo 88 estipula expresamente que la unión de Austria con Alemania estaba prohibida.

Austria, en la tradición del Imperio Austro-Húngaro, fue una nación cultural multiétnica y multicultural. En Viena y en las principales ciudades de Austria vivían personas que hablaban diferentes idiomas como el alemán, húngaro, checo, yiddish, entre otros, y practicaban las más diversas religiones como católicos, luteranos, judíos y cristianos ortodoxos. El emperador de Austria había sido una figura política que había dado cohesión a la sociedad multicultural del Imperio Austro-Húngaro. Este papel centralizador no era entonces corresponsal en la nueva sociedad austríaca. Muchas familias judías, por ejemplo, recordó con nostalgia a aquellos tiempos. La nueva sociedad austriaca vivió bajo el signo de antisemitismo y las dificultades de la convivencia multicultural. Muchos austriacos, que eran católicos y de origen germánico, como Adolf Hitler, aspiraban a una nación libre de estos otros grupos étnicos. A los ojos de Hitler, el ideal a seguir era el del pan-germanismo: una nación con una sola lengua y una única raza.

El 13 de septiembre de 1931, la milicia de los socialistas cristianos trata, en vano, de tomar el poder en Austria por la fuerza de las armas.

Después de la victoria en las elecciones de abril de 1932, los nazis no consiguieron la mayoría absoluta, enfrentándose a la oposición. Los nazis austriacos lanzan una estrategia de la tensión y recurren al terrorismo. El canciller socialista cristiano Engelbert Dollfuss escoge, en 1933, gobernar por decreto, disolver el Parlamento, el Partido Comunista, el Partido Nacional Socialista y la poderosa milicia social-demócrata, el Schutzbund.

La dura represión de la policía después de una insurrección en Linz en febrero de 1934 resultó en entre 1000 y 2000 muertes. Los socialdemócratas abandonaron la lucha y optaron por el exilio. Mientras tanto los nazis austriacos se reforzaron y se organizaron. Prefiriendo un fascismo más germánico asesinaron al canciller Dollfuss el 25 de junio, 1934 y exterminaron a su clan, pero el golpe de Estado quedó frustrado.

El nuevo canciller Kurt Schuschnigg, negociaría una tregua con Hitler en Berchtesgaden, en febrero de 1938. El acuerdo era claro: la entrada del gobierno nazi y la amnistía para los delitos a cambio de una no intervención alemana en la crisis política.

Sin embargo, el acuerdo no fue respetado. Schuschnigg perdió el control del país y considera como último recurso organizar un referéndum para beneficiarse de legitimidad popular. El ejército alemán entra en Austria el 12 de marzo coloca al ministro del Interior en el puesto de canciller.

A 13 de marzo de 1938, Alemania anunció oficialmente la anexión de la República de Austria y la convierte en una provincia del Reich. El 10 de abril, un referéndum aprueba la anexión con la aprobación del 99% de la población.

Francia acepta la anexión de Austria, que no volverá a ser soberana hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, después de haber sido ocupada por los Aliados.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado