Escuelapedia.com Basico Animales domésticos y silvestres

Avisos google

Animales domésticos y silvestres

Animales domesticos y animales salvajes

Los animales fueron creados para vivir libres y en estado salvaje, en su hábitat natural donde son capaces de encontrar la manera de alimentarse y sobrevivir por sí mismos.

Estos animales viven en la naturaleza sin recibir la intervención del hombre en su vida. Son llamados como animales silvestres o animales salvajes.

Con el tiempo y los cambios evolutivos del hombre, los animales comenzaron a ser amansados y domesticados, haciendo posible su convivencia en nuestro medio. El hombre se ha servido del animal para satisfacer sus intereses y necesidades prácticas, como el trabajo, la alimentación, el transporte o el recreo. A esos animales se les conoce con el nombre de domésticos.

Los animales domésticos no tienen miedo de la presencia del hombre. Por el contrario, les gusta tener nuestra compañía y recibir afecto. En cambio, si el ser humano realiza actos que no le gustan, pueden atacar avanzando hacia las personas, pues esa es su forma natural de defensa, su instinto animal. Sucede así, por ejemplo, en las corridas de toros donde el animal lucha por su supervivencia forzado por motivos de ocio.

Los animales silvestres, cuando nos aproximamos, pueden avanzar, morder, arañar y otras manifestaciones de conducta como manera de defensa, creyendo que vamos a realizar algún daño sobre ellos. Estos animales pueden ser vistos en los zoológicos, siendo los más feroces mantenidos en jaulas, como tigres, leones, gorilas o nutrias, y los más mansos, como jirafas, tortugas y monos, permanecen en ambientes más abiertos.

En muchos países, para criar a un animal considerado silvestre, se necesita una licencia o autorización especial por algún órgano o institución competente en la materia. Esa licencia es exigida debido al problema de malos tratos, tráfico de animales y también por la extinción de las diversas especies.

Extinción significa desaparecer, dejar de existir, el final de una especie animal. La extinción sucede cuando algún animal corre el riesgo de no reproducirse más, en razón de pequeñas cantidades existentes. Normalmente, las especies animales sufren extinción por los abusos provocados por el hombre, como la caza o su captura por diferentes materias primas (cuero, carne, marfil) y también por la destrucción de sus territorios. Otros motivos de extinción apuntan a causas naturales (parasitismo, enfermedad, envejecimiento…) o catástrofes naturales (incendios, sequías, volcanes, glaciaciones, huracanes…).

Un caso típico de extinción es el oso panda, originario de China, que pasó a ser criado en zoológicos donde los veterinarios tuvieron que crear condiciones específicas para facilitar su reproducción.

Otras materias disponibles
Subir arriba ↑