Escuelapedia.com Ciencias Sistema linfático (cuerpo humano)

Avisos google

Sistema linfático (cuerpo humano)

Sistema linfático (cuerpo humano)

El sistema linfático es el sistema de defensa del cuerpo principal, constituido por los nódulos linfáticos (linfonodos), es decir, una red compleja de vasos, responsable de transportar la linfa de los tejidos para el sistema circulatorio. Además de eso, el sistema linfático posee otras funciones, a saber: protección de células inmunes (actúa junto al sistema inmunológico), absorción de los ácidos grasos y equilibrio de los fluidos (líquidos) en los tejidos.

Componentes del sistema linfático

Linfonodos (ganglios linfáticos): llamados nódulos linfáticos o ganglios linfáticos son órganos pequeños (de hasta 2 cm) presentes en el cuello, el pecho, el abdomen, la axila y la ingle. Formado por tejido linfoide y distribuido por el cuerpo, los linfonodos son responsables por filtrar la linfa antes de ella regresar a la sangre, además de actuar en la defensa del organismo, impidiendo la permanencia de partículas extrañas en el cuerpo.

Linfa: la linfa es un líquido transparente y alcalino semejante a la sangre, que circula por los vasos linfáticos; no posee glóbulos rojos y, por eso, presente un aspecto blanquecino y lechoso. La linfa es responsable de la eliminación de impurezas. Es producida por el intestino delgado e hígado, siendo transportada por los vasos linfáticos en un único sentido (unidireccional), filtrada por los linfonodos y liberada en la sangre.

Vasos linfáticos: los vasos linfáticos son canales, repartidos por el cuerpo, que tienen válvulas encargadas de transportar la linfa en el torrente sanguíneo en un único sentido, impidiendo así el reflujo. Actúan en el sistema de defensa del organismo visto que retiran células muertas del organismo y transportan los linfocitos (glóbulos blancos) que combaten las infecciones en el organismo.

Bazo: el mayor entre los órganos linfáticos, el bazo es un órgano ovalado situado debajo del diafragma y por detrás del estómago. Es el responsable de la defensa del organismo, en la medida en que sus funciones son: la producción de anticuerpos (linfocitos T y B) y de glóbulos rojos (hematopoyesis), el almacenamiento de la sangre y la liberación de hormonas.

Timo: órgano situado en la cavidad del pecho, cerca del corazón. Además de producir sustancias tales como timosina y timina, el timo produce anticuerpos (linfocitos T), actuando de esta manera en la defensa del cuerpo. Es interesante señalar que la glándula del timo es un órgano que a lo largo de la vida disminuye de tamaño.

Amígdalas palatinas: popularmente, estos dos órganos situados en el cuello, se conocen como amígdalas y son responsables de la selección de los microorganismos que entran en el cuerpo, especialmente la boca. En este caso, ayudan en el proceso de defensa del cuerpo, ya que producen linfocitos.

Algunos trastornos del sistema linfático

Elefantiasis: La filariasis linfática o elefantiasis se conoce como enfermedad tropical infecciosa y corresponde a la inflamación de los vasos linfáticos transmitidas por insectos (mosquitos Culex). Su nombre se asocia con la retención de líquidos o la hinchazón de los miembros, haciendo que las piernas del paciente tengan aspecto de elefante.

Linfedema: caracterizado por la inflamación y obstrucción de los vasos linfáticos, el linfedema conduce a la hinchazón excesiva de las extremidades.

Curiosidades

Otras enfermedades asociadas con el sistema linfático son la celulitis (acumulación de grasa), reducida con el tratamiento de drenaje linfático; el bubo (ganglios linfáticos inflamados) y algunos tipos de cáncer (linfoma) como, por ejemplo, el cáncer de mama.

En el cuerpo humano, la linfa es más abundante que la sangre.

Recomendado