¿Qué cambios se produjeron en la sociedad hebraica con la instauración de la monarquía?

Con la monarquía el poder fue más centralizado, a diferencia de cambiar frecuentemente de jueces (líderes anteriores a los reyes). En la mayoría de veces, los jueces juzgaban cuando el pueblo era capturado o se encontraba en guerra.

La secuencia de luchas y problemas sociales creó la necesidad de un comando militar único. Los hebreos adoptaron así la monarquía. El objetivo era centralizar el poder en las manos de un rey, y, así, tener más fuerza para enfrentar a los pueblos enemigos como los filisteos.

Salomón marcó el apogeo del reino hebreo. Durante el reinado de Salomón (966-926 a.C.), hubo un gran desarrollo comercial: se construyeron palacios, fortificaciones y el templo de Jerusalén; se creó un poderoso ejército; se organizó la administración; y se desarrolló el sistema de impuestos. Creó una corte lujosa, con muchos funcionarios y gastos. Con el fin de mantener una corte tan ostentosa, Salomón hizo que el pueblo hebreo tuviera que pagar fuertes impuestos. El precio de esta explotación fue la aparición de levantamientos sociales. Con la muerte de Salomón, estas revueltas provocan la división política y religiosa de las tribus y el fin de la monarquía unificada.

— 78 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *