Avisos google

Mutus Liber

Mutus Liber

Se conoce con el nombre de Mutus Liber (en latín, libro mudo), un tratado de alquimia publicado en Francia en la segunda mitad del siglo XVII. Sin ningún tipo de texto, consta sólo de una colección ordenada de ilustraciones místicas, escrito por un tal Altus (en latín, alto); su objetivo era transmitir un método para hacer la llamada Piedra Filosofal, mítico artefacto capaz de transformar, entre otras cualidades, el cobre en oro.

La primera edición data de 1677 y se presentó en la ciudad francesa de La Rochelle, bajo la dirección de Pierre Savouret. Su autoría permaneció desconocida durante mucho tiempo, porque tal contenido podría rendir al escritor un castigo severo por lidiar temas poco cristianos. Hoy es casi cierto que la persona detrás de Mutus Liber sea Isaac Baulot, un boticario local hijo de un cirujano dado que en la misma ilustración se puede leer una inscripción: Oculatus Abis (que sería un anagrama hecho con las letras del nombre del autor). Sin embargo, de acuerdo con el investigador Jean Flouret, el libro podría ser el producto de un estudio colectivo, obra de un cierto grupo de filósofos.

El Mutus Liber es un gran clásico de la alquimia, referencia incluso fuera del universo de los llamados textos herméticos por la calidad iconográfica de sus planchas, considerada una de las más bellas en la historia de la alquimia.

Al contrario de otros libros relacionados con el asunto (como la Tabla Esmeralda, por ejemplo) su mensaje depende del entendimiento de sus ilustraciones enigmáticas. Ellas ofrecen detalles sobre operaciones en laboratorio, consideradas más simples y claras que varios escritos alquímicos compuestos únicamente de texto, cuyo lenguaje complejo dio origen a la expresión ‘contenido hermético’. En los varios diseños de hombres, mujeres, instrumentos de laboratorio, dioses, diosas, animales y ángeles, quedan expuestas referencias a un complejo sistema que engloba diversos campos del conocimiento humano. Este sistema, conocido como filosofía hermética, fue forjado durante siglos en las más diversas regiones del globo en experiencias de laboratorio de algunos de los mayores sabios de la humanidad.

Este es posiblemente el único libro conocido, desde el apogeo de la civilización egipcia, que pretende condensar la sabiduría hermética, como camino espiritual y práctica empírica sin hacer uso de la palabra. El Mutus Liber es posiblemente el mayor ejemplo de una obra basada en un lenguaje discursivo jeroglífico, donde todo es mayor que la suma de sus partes y la imagen no es colocada como mero acompañante sino que ocupa un papel central. Al mismo tiempo, la interpretación de sus imagenes rindió numerosas lecturas y diversos comentarios, algunos hasta de alquimistas eruditos contemporáneos como Magophon (Pierre Dujols) y Eugène Canseliet.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado