Avisos google

Mosquitos

Mosquitos

Los mosquitos tienen hábitos de alimentación que varían. Machos y hembras se alimentan de savia y néctar, siendo las hembras aquellas que además se alimentan de la sangre extraída en mamíferos y aves.

Los mosquitos, también conocidos como jejenes (mosquito negro), pertenecen a la clase Insecta, del orden Diptera de la familia Culicidae. Su cuerpo está dividido en cabeza, tórax y abdomen. También tienen un par de antenas sensibles al tacto y olores responsables de la captura, aparato bucal para picar y succionar alimentos, un par de alas principales y otro par adicional llamado balancines o halterios que permiten un control extremo del vuelo. El molesto zumbido cuando la hembra está en las proximidades es el sonido procedente del movimiento de sus alas durante el vuelo.

Los adultos de estos animales invertebrados tienen hábitos diferentes. Su dieta es generalmente basada en sangre, siendo por eso llamados hematófagos. Ese hábito de alimentación se restringe apenas a las hembras, que también se alimentan de néctar y savia como ya fue indicado. Después del apareamiento, ellas toman la sangre, capaz de proporcionar proteínas y hierro, sustancias indispensables para el desarrollo de sus huevos. Los machos se alimentan sólo de néctar de las flores y zumo de frutas.

Las hembras de los mosquitos son atraídas a estas sustancias emitidas por el huésped. Al poseer la capacidad química para percibir a estos animales, sienten el olor corporal, la transpiración y el dióxido de carbono que los mamíferos y aves liberan durante la respiración.

No existen explicaciones científicas claras para que el insecto acostumbre a atacar la región de las orejas. Sin embargo, sabemos es que el mosquito es atraído por el dióxido de carbono liberado por el hombre a través de las fosas nasales.

 

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado