Avisos google

Luteranismo

Luteranismo
Considerada como la primera religión fundada durante la Reforma Protestante, el luteranismo era una religión creada en medio de temas socio-políticos del Sacro Imperio Germánico. A pesar de las barreras del feudalismo atrincherado, el Sacro Imperio Germánico contenía una serie de principados que tenían más de un tercio de su territorio dominado por la Iglesia Católica.

Obstaculizado por el poder de decisión de los clérigos, la relación entre la nobleza y la Santa Iglesia había comenzado a mostrarse sacudida incluso antes de llegar a la aparición de la controversia suscitada por las ideas de Martín Lutero, sacerdote y maestro. Durante sus estudios, Lutero comenzó a criticar los puntos vitales de la doctrina católica. En el año 1517, criticó la venta de indulgencias y otras prácticas de la Iglesia en la obra ‘Las 95 tesis’. Escrito en alemán, la obra ganó popularidad y llegó a la atención del clero católico.

Rechazando las ideas de Lutero, el Papa León X en 1520, escribió una carta condenando su trabajo y exigiendo la retractación del monje bajo amenaza de excomunión. En 1521, bajo las órdenes del emperador Carlos V, Lutero fue convocado a negar sus ideas en una reunión conocida como Dieta de Worms. Durante la reunión, Lutero reafirmó sus creencias y fue considerado un hereje. Incluso con la oposición de la Iglesia, los sectores de la nobleza alemana decidieron proteger Lutero.

Durante este tiempo, Lutero se dedicó a traducir del latín al alemán y publicar la llamada Confesión de Augsburgo. Esta última publicación contiene los fundamentos de la doctrina luterana que, entre otras cosas, aboga por la salvación por la fe, la libre interpretación del texto bíblico, la negación del celibato y la adoración de imagenes, la realización de cultos en el idioma nacional y la subordinación de la Iglesia del Estado.

La nueva religión, que contiene los mismos puntos que favorecieron el poder de la nobleza, también fue responsable por incitar a una serie de revueltas populares contra el orden establecido. Durante este período, las tierras fueron invadidas y muchas iglesias fueron saqueadas por los alemanes. Condenando a los movimientos insurgentes, Lutero apoyó a las fuerzas nobles que suprimieron el movimiento.

Sólo en 1555 con la firma de la Paz de Augsburgo, los conflictos sociales y religiosos habían cesado por completo. Establecidos por medio de tratado, los príncipes alemanes tuvieron el derecho a adoptar libremente cualquier tipo de orientación religiosa para ellos y sus súbditos.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Recomendado