Escuelapedia.com Historia El arte egipcio en la época tardía

Avisos google

El arte egipcio en la época tardía

Arte egipcio
A los fuertes faraones de las dinastías XVIII, XIX y parte de la XX les sustituyeron débiles monarcas que sumieron al país en una nueva fase de dificultad y ocaso, con continuas incautaciones del poder. Ramsés III, autor de la XX Dinastía (1198-1166 a.C.), levantó un enorme templo funerario en Madinat Habu, cerca de Tebas, en la orilla occidental del Nilo, cuyos restos son de los mejor preservados en la actualidad. La vida de un palacio junto al templo indica que el faraón frecuentó y habitó aquel lugar en suficientes ocasiones. Escenas de batallas expresando las campañas de Ramsés III contra los invasores extranjeros (pueblos del mar) aparecen representadas con gran impetuosidad en relieves distribuidos por los muros del templo.

Las dinastías XXI a XXIV están identificadas como el tercer periodo intermedio, un intervalo de tiempo de más de 350 años en el que diversos monarcas se establecieron paralelamente en Sais, Tanis y Bubastis, capitales del delta del Nilo, en un momento de división política del país. La reagrupación llegó con los faraones de la XXV Dinastía; éstos fueron etíopes que penetraron desde Nubia avanzando hacia el delta y ocupando Tebas. Respetaron las convicciones y divinidades egipcias, asumiendo además sus tradiciones con la idea de ser ellos quienes tenían la responsabilidad de restituir la reputación y fama de Egipto. Restauraron los antiguos templos y construyeron otros nuevos dedicados a sus dioses. Tomaron los nombres de los antiguos faraones y en sus manufacturas artísticas copiaron e imitaron escenas y motivos de fases pasadas. Recuperaron la tipología de la pirámide como lugar de enterramiento. A lo largo de su reinado, los asirios, acaudillados por Asaradón, aparecieron hasta Tebas en el año 671 a.C., sin embargo fueron repudiados.

Poco más tarde de este primer intento fallido, el monarca asirio Assurbanipal conquista Egipto convirtiéndolo en provincia asiria, hasta que Samético I (664-610 a.C.) libera al país de la dominación asiria y hace una nueva dinastía, la XXVI, denominada saíta. Continuando la labor de restauración de antiguas tradiciones iniciada por los etíopes, durante la fase saíta se desarrolla un florecimiento de las artes. Destacan los proyectos escultóricos en bronce, de gran suavidad y blandura en el modelado, con tendencia hacia formas contorneadas. Tuvieron contacto con los griegos, algunos de los cuales habían servido en el ejército egipcio como mercenarios. También con los judíos, a través de una colonia que éstos poseían en el sur, cerca de Asuán. El arte de la XXVI Dinastía usó muchas formas y modelos del pasado, copiando a veces literalmente los motivos de los antiguos monumentos.

La XXVI Dinastía acaba con la invasión del Imperio persa, y, excepto en breves periodos, Egipto jamás recuperó su libertad de manos de la dominación extranjera. La conquista del país por parte de Alejandro III el Magno en el 332 a.C., y por los romanos en el año 30 a.C., introdujo a Egipto dentro de la órbita del mundo clásico, aunque persistieron sus antiguas tradiciones artísticas. Alejandro (que había desarrollado la ciudad de Alejandría, que se transformó en un relevante foco de la cultura helenística) y sus sucesores aparecen representados en los muros de los templos como si fueran verdaderos faraones en un claro estilo egipcio. Los templos construidos durante la fase tolemaica (la dinastía fundada por Alejandro el Magno) repiten los modelos arquitectónicos convencionales de Egipto.

El arte egipcio ejerció además una poderosa influencia sobre las culturas de sus invasores. En los primeros artistas griegos se reconoce una clara deuda con Egipto. Los romanos además exhibieron gran interés por el arte de este país, se llevaron a Roma piezas interesantes extraídas de los templos y tumbas, e imitaron su estilo en numerosas esculturas realizadas por artistas romanos. La influencia de Egipto, su cultura y su arte, así como la fascinación que despiertan sus antigüedades, ha pervivido hasta la actualidad.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado