¿Educar para la vida o para el trabajo?

La educación debe centrarse en la formación para la vida, no sólo para la universidad o el trabajo. El objetivo final no puede ser en última instancia conseguir un trabajo o hacer dinero, aunque eso es importante. El propósito debe ser el pleno desarrollo de cada individuo, de sus facultades y competencias, la autonomía personal y la integración social.

Idealmente, la educación y el trabajo se unen como una misma vía para la realización personal y la convivencia con los demás.

— 147 visualizaciones.

4 Comentarios ¿En cuáles tipos de organización económica regional no es prevista la libre circulación de personas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *