Avisos google

Vida de Goethe

Goethe vida
Johann Wolfgang Von Goethe fue un importante filósofo, dramaturgo y novelista alemán. Nació en la ciudad de Frankfurt el 28 de agosto de 1749 y murió en Weimar, el 22 de marzo de 1832.

Goethe era Licenciado en Derecho y llegó a actuar como abogado por un corto tiempo. Como su pasión era la literatura, decidió dedicarse a esta área. Formó parte de dos importantes movimientos literarios: el romanticismo y el expresionismo. También presenta un gran interés en la pintura y el dibujo.

En el año 1786 se fue a Italia, donde vivió durante dos años. Durante este período escribió obras importantes como Torquato Tasso (drama), Ifigenia entre los tauros (obra de teatro) y las Elegías romanas.

Sin embargo, su gran obra fue el poema Fausto, escrito en 1806. Basado en una leyenda, esta obra relata la vida del doctor Fausto, que vendió su alma al diablo a cambio de los placeres terrenales, riqueza y poderes ilimitados.

En 1806 se casó con Christiane Volpius, que murió diez años más tarde.

También escribió sobre temas científicos. Abogó por una nueva explicación de la teoría del color, a diferencia de la defendida por Isaac Newton. De igual modo, demostró gran interés en la botánica y el origen de la vida (animal y vegetal). Algunos investigadores afirman que sus estudios allanaron el camino para el darwinismo y evolucionismo (teoría de la evolución de las especies).

Estilo y género literario

  • Trama dramática
  • Lenguaje típicamente germánico tradicional
  • Clasicismo de Weimar (búsqueda de imitación del clasicismo griego)

Principales obras de Goethe

  • Algunas Poesías
  • Confesiones De Un Alma Bella
  • Conversaciones De Emigrados Alemanes
  • De Guillermo Meister
  • Egmont
  • El Cuento De La Serpiente Verde
  • Epigramas
  • Fausto
  • Hermann y Dortea
  • Hombre De 50 Años
  • La Novia De Corinto
  • Las Afinidades Electivas
  • Las desventuras del joven Werther
  • Los Años De Aprendizaje De Wilhelm Meister
  • Teoria De La Naturaleza
  • Werther

Frases de Goethe

  • Donde se pierde el interés, también se pierde la memoria.
  • El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.
  • Es peligroso aquel que no tiene nada que perder.
  • Hay libros que no parecen escritos para que la gente aprenda, sino para que se enteren de que el autor ha aprendido algo.
  • Lo importante no es hacer cosas nuevas sino hacerlas como si nunca nadie las hubiera hecho antes.
  • Lo peor que puede ocurrirle al hombre es llegar a pensar mal de sí mismo.
  • Los sabios y los tontos son igualmente inofensivos; los que más son de temer son los sabios a medias y los medio tontos.
  • Si cada uno limpia su vereda, la calle estará limpia.
  • Lo que puedas hacer, o sueñes que puedes hacer, empiézalo.

Actuar es fácil, pensar es difícil; actuar según se piensa es aún más difícil.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Recomendado