Escuelapedia.com Ciencias Tipos de esponjas

Avisos google

Tipos de esponjas

Tipos de esponjas

El filo Porifera abarca individuos acuáticos, sin estructuras locomotoras, y que viven fijados al sustrato: los poríferos, o esponjas, también llamados de espongiarios. Su coloración, tamaño y forman varían bastante entre sí.

Reciben, en su interior, cantidades significativas de agua, siendo de ella que retiran el oxígeno y los nutrientes. Después de que tales sustancias sean captadas, el agua es eliminada para el medio externo. Por este motivo, son considerados animales filtradores.

Las esponjas más simples se clasifican como de tipo ascón; y son similares a los cilindros huecos, con una abertura en el extremo superior: el ósculo. Las esponjas asconoides están cubiertas, externamente, por dos tipos celulares: los pinacocitos y los porocitos. Éstos tienen poros, siendo responsables de la entrada de agua directamente en la esponja; ya aquellos, son tipos celulares aplanados y bien unidos entre sí.

La región interior, denominada espongiocele, se compone de coanocitos, que son tipos celulares dotados de flagelo, responsables del movimiento de agua en el interior del animal, y también de su digestión. Entre estas dos capas se encuentra el mesohilo, compuesto por sustancia gelatinosa y células responsables por la digestión, fabricación de estructuras de sustentación y también por la formación de todos los tipos celulares de estos animales.

También existen esponjas más complejas: las siconoides. En éstos, la pared es más gruesa y encuentran grietas a través de la cual el agua pasa para el medio interno y enseguida es dirigida a los canales aferentes. Allí es donde se encuentran los porocitos. Estos dirigen el agua para los canales radiales, que son revestidos por los coanocitos, y la fuerza de los flagelos de estas células hace que el agua vaya para el espongiocele y, en seguida, sea eliminada por el ósculo.

Las esponjas leuconoides son el tercer y último tipo. Ellas son más grandes y la estructura del cuerpo es más compleja. En estos también hay hendiduras que direccionan el agua para los canales afrentes. De allí, ella es direccionada a las cámaras vibrátiles, revestidas por coanocitos; y se comunica con el espongiocele, a través de canales eferentes. La presión del agua hace que la misma sea expulsada con facilidad.

Recomendado