Escuelapedia.com Ciencias Rezno o tórsalo

Avisos google

Rezno o tórsalo

Rezno o tórsalo

Dermatobia hominis, también conocida como tórsalo, rezno o mosca de la muerte, es la única mosca parasitaria de seres humanos. En los animales de sangre caliente, incluyendo seres humanos, el animal causa dermatobiosis o miasis furuncular, formando nódulos en el huésped que albergan una o más larvas en su interior.

Este ser vivo se observa con mayor frecuencia en el campo, donde ataca principalmente al ganado, a pesar de que caballos, perros, cerdos, cabras y otros animales también pueden infectarse.

Ciclo biológico del tórsalo

El Hominis Dermatobia se caracteriza por poner sus huevos en otro insecto o mosca que ellos agarran durante el vuelo, es decir, depende de otro insecto, casi siempre una mosca, que actúe como vector de sus huevos, llevando al animal hasta el huésped para dar inicio a su ciclo biológico.

Estas moscas dejan sus huevos atrapados en el cuerpo, asentados en los animales, donde más tarde eclosionan y surgen los animales, que se pegan y penetran en la piel de los animales y del ser humano.

El ciclo de vida del Hominis Dermatobia tiene dos fases:

  • Fase doméstica: se realiza entre los bovinos y los vectores de sus huevos. Se observa un elevado número de animales con alto grado de infestación.
  • Fase salvaje: ocurre en áreas de bosques rodeadas por bovinos, donde la cantidad de animales infestados y el grado de infestación son bajos.

El hombre contribuye significativamente para el mantenimiento y diseminación del animal, a través de las siguientes formas:

  • Convivencia con el parasitismo;
  • Comercio de animales infestados;
  • Transferencia de animales con el insecto para regiones libres de él;
  • Mantenimiento de potreros sucios y animales infestados en las propiedades.

Tórsalo en los seres humanos

En los seres humanos, los sitios más comunes de infestación por el animal son el cuero cabelludo, la cara y los hombros, dejando la piel roja y dolorida. Es más común en niños pequeños y personas mayores, por no tener tanta movilidad para ahuyentar a las moscas.

El tratamiento consiste en la eliminación del insecto, exprimiendo la lesión y pellizcando la larva o a través de una incisión para aumentar el orificio y facilitar la visualización de la larva. También puede ser administrado un medicamento llamado ivermectina (antiparasitario), que debe ser prescrito por un dermatólogo.

En casos más severos, la herida se puede cerrar con una larva dentro de la piel, que debe ser extraída por un médico. Colocar un pedazo de tocino en el lugar impide la respiración del parásito, haciendo que se desplace para la apertura y penetre en el tocino, dejando la piel de huésped.

© Fotografía: Wikimedia Commons

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado