¿Qué instrumento de política monetaria ha de utilizarse para evitar el aumento de la inflación?

Aumentando el interés sobre el producto, por ejemplo, disminuiría su demanda. Es decir, puede subir los precios o el interés, lo que llevará a desanimar a la población hacia el consumo. El gobierno puede también dificultar el crédito personal, disminuyendo el dinero en circulación y el poder de compra de la sociedad.

Los continuos cambios que se producen en la economía en los últimos años han llevado al uso de otros usos monetarios, además del concepto tradicional de medios de pago. En periodos de inflación elevada, la sociedad tiende a reducir la demanda por moneda manual y escritural, sustituyéndolas por activos que rinden interés (o incluso moneda extranjera). En ese cuadro resulta difícil realizar una evaluación más precisa sobre la real situación monetaria del país, lo que acaba conduciendo a la utilización de otros indicadores.

La política monetaria es el instrumento de política económica utilizado por el gobierno para intervenir en la economía. Mientras que la política fiscal afecta directamente a la demanda agregada y el nivel del producto de la economía, a través de la recaudación, del gasto público y del montante del déficit público, la política monetaria afecta al producto de forma indirecta, a través de las interferencias sobre el mercado financiero y sobre la tasa de interés.

— 22 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *