¿Cuál es el origen de la ciudad de Roma?

Se cree que la ciudad de Roma se formó a partir del siglo VIII a.C., bajo una gran mezcla étnica. En la época, vivían en la península itálica pueblos como latinos, etruscos, griegos y sabinos. Los etruscos eran la nación más destacada y estos se aliaban entre sí.

La leyenda gira en torno a Rómulo y Remo, la destrucción de Troya, héroes y dioses mitológicos. Las fuentes arqueológicas ven su inicio a partir de las construcciones fortificadas contra incursiones militares enemigas.

Los romanos explicaron el origen de su ciudad a través del mito de los hermanos Rómulo y Remo. Según la mitología romana, los gemelos fueron arrojados al río Tíber, en Italia, y rescatados por una loba que los amamantó; posteriormente fueron criados por una pareja de pastores. Ya adultos, regresan ciudad natal Alba Longa y ganan tierras para fundar una nueva ciudad que sería Roma.

De acuerdo con los historiadores, la fundación de Roma resulta de la mezcla de tres pueblos que fueron a habitar la región itálica (griegos, etruscos e italiotas). Desarrollaron en la región una economía basada en la agricultura y en las actividades pastoriles. En esta época la sociedad era formada por patricios (nobles propietarios de tierras) y plebeyos (comerciantes, artesanos y pequeños propietarios). El sistema político era la monarquía, ya que la ciudad era gobernada por un rey de origen patricio.

La religión era politeísta, adoptando a dioses similares a los de los griegos, pero con otro nombre. En el arte destacaron por la pintura de frescos, murales decorativos y esculturas.

— 54 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *