¿Cómo surgió el hombre en la Tierra?

Hace cientos de años el ser humano estudió y acumuló conocimiento suficiente para, con base a materiales fósiles, excavaciones, datación de carbono 14, modelos matemáticos y computacionales, entre otros, descubrir que nuestro planeta surgió a partir de la reunión de la materia resultante de la Gran Explosión (o Big Bang), cuyos efectos todavía son observables, dado que las galaxias continúan alejándose unas de otras.

Como resultado, las reacciones químicas en los núcleos de las estrellas y, a continuación, a lo largo de miles de millones de años en nuestro planeta, posibilitaron el surgimiento de proteínas capaces de reproducir el material genético, permitiendo que los mecanismos de selección natural actuasen.

De ese modo, de una manera similar a lo que ocurre durante el embarazo, en el cual un ser unicelular (una única célula), denominada cigoto (resultante de la unión del óvulo y del espermatozoide) va desarrollándose hasta formar un ser humano completo (el bebé), la evolución y sus mecanismos posibilitaron toda la biodiversidad que encontramos hoy en nuestro planeta, incluso el ser humano, a partir del surgimiento de seres unicelulares hace cerca de 3,5 mil millones de años.

Eso es un hecho del mismo nivel que la Tierra gira alrededor del Sol, que la Luna influye en los mares o que la fotosíntesis necesita de la luz para producirse. Desafortunadamente, existe una marea de desinformación que trata de negar las evidencias científicas a favor de una creencia inmaterial. Basta estudiar sobre la biología, probar y verificar la evolución a través de la selección natural en seres unicelulares, de ratones y de otros animales. Además, la evolución humana es evidente cuando analizamos la genética de nuestros antepasados antes del Neolítico y la actual resultando que buena parte de la humanidad pueda consumir lactosa de la leche y el gluten sin mayores complicaciones como un hecho adaptativo.

— 143 visualizaciones.

3 Comentarios ¿Qué relación puede establecer entre el uso de fuentes de energía diversas y el capitalismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *