Escuelapedia.com Historia Primera República Francesa

Avisos google

Primera República Francesa

Primera Republica Francesa

Durante la Convención Nacional que detenía el poder antes de la instauración de la Primera República Francesa, Francia estaba envuelta en una guerra con Prusia y Austria. En junio de 1792, el duque de Brunswick, comandante general del ejército austro-prusiano, publicó su «Manifiesto de Brunswick», que amenaza con destruir la ciudad de París si sucede alguna desdicha al monarca Luis XVI. Con los ejércitos de Prusia aproximándose a la ciudad parisina, el pánico se volvió contra el manifiesto y las rebeliones estallaron. Los ciudadanos tomaron el Palacio de las Tullerías, matando a 600 hombres protectores del rey e intentando raptarlo. Un nuevo miedo de acción antirrevolucionaria incitaba a nuevas agresiones y, durante la primera semana de septiembre de 1792, las multitudes de París asaltaron las cárceles de la ciudad, matando a más de la mitad de los prisioneros. Eran prisioneros nobles, eclesiásticos y políticos, pero también criminales de derecho común, prostitutas y pequeños ladrones fueron agredidos, apuñalados y asesinados. Este suceso se conoce como Masacre de Septiembre.

Debido al crecimiento escalado de violencia pública y la inestabilidad de la monarquía constitucional, un grupo de seis miembros de la Asamblea legislativa recibió la tarea de supervisar las elecciones. La Convención Nacional, que surgió de esta elección, fue creada con un doble propósito: abolir la monarquía y redirigir la política hacia una nueva Constitución. El primer acto de la Convención fue la proclamación de la Primera República Francesa y la degradación del rey eliminando cualquiera de sus poderes políticos. El rey, como simple ciudadano, fue llevado al tribunal por crímenes de alta traición en diciembre de 1792. El día 16 de enero, fue declarado culpable y el día 21 fue ajusticiado en la guillotina.

La Convención no colaboró para resolver las dificultades de abastecimiento hasta el final de la primavera de 1793, siendo preocupada por asuntos de guerra. Al final, el día 6 de abril de 1793, la Convención instituyó el Comité de Salvación Pública, dirigido por Maximilien Robespierre, que se enfrentaría a una laboriosa tarea. Necesitó combatir el movimiento radical de los enfurecidos, la penuria alimentaria, las revueltas de Vendée y Bretaña, la complicación de las recientes derrotas militares y la deserción del comandante jefe. El organismo aplicó una política conocida como periodo de Terror y la guillotina cayó sobre los enemigos de la república.

A pesar del creciente descontento en contra de la Convención Nacional como órgano ejecutivo, la Constitución de 1793 fue ratificada a principios de agosto por un referéndum popular. Sin embargo, el Comité de Salvación Pública fue considerado como un gobierno de emergencia y los derechos garantizados por la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) y la nueva Constitución fueron suspendidos. El Comité ejerció presión y violencia con millares de ejecuciones de supuestos enemigos de la joven República hasta el punto en que la guillotina recibió el apodo de navaja nacional.

Las leyes del  Comité de Salvación Pública y sus políticas provocaron la revolución en un momento nunca antes visto introduciendo el calendario revolucionario en 1793, cerrando iglesias, ejecutando a María Antonieta entre otras acciones.

En la dirección de Robespierre, los miembros de las facciones y grupos revolucionares fueron ejecutados, incluyendo viejas alianzas de Robespierre. Los esfuerzos de la guerra dieron una mejora a Francia en 1794, debido en parte a la excelencia militar de Napoleón Bonaparte.

Muchos de los participantes de la Convención Nacional querían un retorno a la normalidad pero Robespierre no estaba de acuerdo. En medio de las ejecuciones en masa, del miedo de la población y de la institución de la Fiesta de la Razón, muchos deseaban el fin del Terror pero no sabían la manera de alcanzar ese objetivo. La única forma de poner fin a ese periodo era la caída de Robespierre. Finalmente, Robespierre terminó arrestado el 27 de julio y ejecutado el día 28 de julio de 1794 sin ningún juicio realizado.

Después de la caída de Robespierre, el club de los jacobinos se cerró y los girondinos supervivientes se reintegraron a la política. En agosto, la Convención Nacional adopta la Constitución de 1795, restaurando la libertad de culto, liberando a una gran cantidad de presos y, especialmente, tomando la iniciativa de la realización de un nuevo cuerpo legislativo.

El día 3 de noviembre de 1795, el Directorio fue establecido. En este nuevo sistema, Francia era dirigida por un Parlamento de dos cámaras formado por una Cámara Alta llamada de Consejo de Ancianos (250 integrantes), de una Cámara Baja llamada de Consejo de los Quinientos (500 integrantes) y un gobierno ejecutivo de cinco miembros llamado Directorio.. En razón de la inestabilidad interna de las derrotas militares en 1789 y 1799 respectivamente, el Directorio funcionó durante apenas cuatro años.

El período conocido como Consulado se inició con el Golpe de Estado del 18 de brumario. Los miembros del Directorio, que habían planeado el golpe de Estado, muestran claramente la debilidad de sus poderes.

Napoleón Bonaparte era un conspirador en el golpe de Estado y acabó siendo jefe del gobierno como Primer Cónsul. Más tarde se hizo proclamar emperador poniendo fin a la Primera República Francesa.

Contenidos recomendados
Recomendado