Escuelapedia.com Ciencias Nueva clasificación de las angiospermas

Avisos google

Nueva clasificación de las angiospermas

Nueva clasificación de las angiospermas

Primula hortensis © André Karwath

La biología, así como otras ciencias, están en constante evolución. De esta forma, términos comunes y ya bien conocidos están sufriendo importantes modificaciones, como es el caso referente a la clasificación de las plantas angiospermas en monocotiledóneas y dicotiledóneas.

Vamos a revisar lo que era estudiado anteriormente y comprender el motivo de ese cambio.

Tradicionalmente, hemos estudiado que las angiospermas se dividían en dos grandes grupos: las monocotiledóneas y las dicotiledóneas.

Hasta entonces el número de cotiledones en la semilla se evaluó como un criterio para clasificar las monocotiledóneas y dicotiledóneas. Siendo así, las monocotiledóneas tenían sólo un cotiledón por semilla, mientras que las dicotiledóneas dos cotiledones por semilla.

Recordamos que el cotiledón son modificaciones foliares embrionarias que almacenan sustancias nutritivas para los estadios iniciales de la germinación.

Conozcamos ahora algunas modificaciones.

Los cambios fueron basados en el hecho del sistema anterior no estar de acuerdo con la historia evolutiva del grupo de las angiospermas (Magnoliophyta) pues había dicotiledóneas que compartían más características comunes a las monocotiledóneas que con otras dicotiledóneas, principalmente en relación a la estructura del polen.

Fruto de angiosperma

Fruto de angiosperma, el melocotón

En cuanto al grupo de plantas con flores, no habría ninguna modificación, permaneciendo la clasificación antigua. Tenemos como ejemplos para el grupo de las monocotiledóneas al plátano, arroz y coco. Todas cuentan con sólo un cotiledón y la raíz fasciculada, hojas con venas paralelas, entre otras características.

Por lo tanto, dentro del grupo anterior de las angiospermas estaban incluidas especies distintas, pertenecientes a grupos evolutivamente diferentes y que a partir de la nueva clasificación están separados en eudicotiledóneas y dicotiledóneas basales.

En el grupo de las dicotiledóneas basales están incluidas las plantas que presentan trazos primitivos, siendo que esas podrían ser consideradas remanentes de las que dieron origen a las monocotiledóneas y las eudicotiledóneas. Presentan como factor de clasificación el hecho de poseer polen uniaperturado, es decir, con una sola apertura (semejante a las monocotiledóneas). Sólo el 3% de las angiospermas actuales son clasificadas como dicotiledóneas basales y tenemos como ejemplo para ese grupo a las magnolias.

Por último, tenemos el grupo de eudicotiledóneas, que, como el prefijo ya indica, se constituyen de las angiospermas que verdaderamente serían dicotiledóneas, presentando como principal característica monofilética la presencia de polen triaperturado y otras variaciones de este. Ejemplos de plantas presentes en ese nuevo grupo son la uva y el castaño.

Las monocotiledóneas y las eudicotiledóneas representan actualmente el 97% de las angiospermas.

Contenidos recomendados
Recomendado