Escuelapedia.com Historia Inquisición en la Edad Media

Avisos google

Inquisición en la Edad Media

Inquisición Edad Media

Un simple análisis de la historia de la Edad Media hasta nuestros días, nos muestra cómo la crueldad y el mal habían sido arraigados en general dentro de la civilización humana bajo el dominio del poder de la Iglesia. En particular las acciones surgen por medio de la clásica Iglesia que, por el temor de la dominación política y económica, imponen el contraste en el mundo occidental. La barbarie cometida en nombre de un dios a partir de un conocimiento de las Escrituras nos revela un pasado cruel e irracional. La Inquisición fue la verdadera antítesis de la vida, de la libertad y del pensamiento libre.

La Santa Inquisición reflejaba la demencia que la Iglesia había sembrado el mundo occidental con la rápida propagación de las Escrituras, a través de la exportación de las cámaras de tortura y los bárbaros inquisidores lanzados a la búsqueda de aquellos que se atrevían a pensar en una corriente alternativa u opuesta a la establecida por los dogmas. Este movimiento fue una caza en busca de personas que se atrevieron a pensar y representa un retraso tecnológico y cultural de al menos un millar de años en la edad cronológica del hombre.

Cuando miramos a través de la investigación sobre el contexto histórico, observamos que el segundo retraso impuesto, además del retraso de su superstición y los dogmas falsos creados, fue la prohibición de la lectura, conforme a las encíclicas papales.

La consecuencia directa de la prohibición de la lectura de la Biblia que la Iglesia misma escribió, fue catastrófica en términos de cultura, porque sabemos que en el bajo desarrollo económico y social, increíble, por paradójico que pueda parecer – desde la perspectiva de la inteligencia y la razón – sólo se tenía esta opción de lectura. Durante las Reformas que rompieron estos paradigmas, las personas siguieron la necesidad de encuadrar en las religiones sociales por fuerza de las acciones sociales o simplemente por ignorancia.

Por último, el tercer atraso se impuso con la persecución sistemática contra inventores e investigadores que se atrevieron a blasfemar a su Dios o a pensar científicamente donde se realizaron las mayores atrocidades por asuntos de religión y progreso.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Recomendado