Escuelapedia.com Tecnologia Historia del ascensor

Avisos google

Historia del ascensor

Historia del ascensor

Desde el antiguo Egipto hasta la actualidad, los ascensores transportan siglos de ingenio.

No es de hoy que la historia registra los esfuerzos de la humanidad para transportar verticalmente cargas y personas. 1500 años antes del nacimiento de Cristo, los egipcios ya estaban lidiando con la dura tarea de elevar las aguas del Nilo a través de ascensores rudimentarios.

A través de los siglos, la tracción animal y la fuerza humana fueron sustituidas por la energía de vapor, una tecnología de la Revolución Industrial que había quedado restringida al transporte de cargas. Más tarde, con el surgimiento de nuevos mecanismos de seguridad, se viabilizó el primer ascensor de pasajeros.

Sólo en 1853, la americana Elis Graves Otis inventó el ascensor de seguridad implementando el uso de esta tecnología como medio de transporte de pasajeros en edificios y otras construcciones.

Los primeros ascensores movidos a vapor resultaron ser demasiado lentos. Para un pasajero alcanzar la octava planta de un edificio debía esperar una media de 2 minutos. Actualmente algunos ascensores modernos son capaces de alcanzar la velocidad de 550 metros por minuto, es decir, 45 veces más rápido que sus clásicos antecesores que funcionaron con vapor.

Es en 1889 cuando surge en Nueva York el primer elevador cuyo funcionamiento está basado en una nueva fuente de energía: la electricidad.

Ascensores e informática

Si la llegada de los circuitos eléctricos representó un salto cualitativo en la historia de los ascensores, no podemos negar las contribuciones de la informática.

Con el aporte de la tecnología procedente de las computadoras, la satisfacción de los usuarios aumentó sensiblemente. La atención a los andares pasó a ser controlada de forma racional, evitando recorridos inútiles.

Además de los pasajeros, uno de los mayores beneficiados fueron los responsables de su mantenimiento. Así, la creación de ascensores pudo abaratarse y trasladarse a una mayor cantidad de lugares. La vida útil de los componentes creció en razón directa a la reducción de las posibilidades de defecto, economía de energía eléctrica y facilidad de conservación.

El diseño de los ascensores fue modificado para mejor. Con líneas más modernas, valorizando la arquitectura del edificio, los ascensores pasaron no solo a transportar, sino también como elemento de elegancia y sofisticación de grandes instalaciones como centros comerciales o lujosos hoteles.

Los ascensores modernos pueden ser hoy inspeccionados a través del ordenador de la empresa con una simple conexión inalámbrica. La comodidad de acceso permite diagnosticar defectos a través de una sencilla pantalla de ordenador.

Teniendo conocimiento de la avería, los equipos de mantenimiento salen preparados para ejecutar los ajustes necesarios en plazos y costes mucho más accesibles.

Algunos edificios comerciales de gran flujo poseen tecnología adicional como vigilancia por video que, a través de la monitorización del movimiento, permiten el desarrollo de estrategias de atención más eficientes.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado