Escuelapedia.com Historia Hannah Arendt: Vida y obra

Avisos google

Hannah Arendt: Vida y obra

Hannah ArendtHannah Arendt nació en 1906 en una familia de judíos seculares, cerca de Hanover. Sus antepasados vinieron de Königsberg en Prusia (hoy la ciudad rusa de Kaliningrado), donde volvió su padre, el ingeniero Paul Arendt, que sufría de sífilis, su madre Martha (nombre de soltera de Cohn) y ella, cuando Hannah tenía solamente tres años. Después de la muerte de su padre en 1913, fue educada en un ambiente muy liberal por su madre, que tenía tendencias socialdemócratas. En los círculos intelectuales de Königsberg en los cuales se crió, se daba una buena educación al género femenino. Arendt no pertenecía a ninguna comunidad religiosa, pero siempre se consideraba a sí mismo judía, incluyendo la participación en el movimiento sionista.

A los 14 años, había leído la Crítica de la Razón Pura de Kant. En la biografía de Heidegger, R. Safranski, dice, sin embargo, que Arendt había leído la obra citada de Kant a los 17 años. A esa misma edad tuvo que dejar la escuela por problemas disciplinarios y, a continuación, se dirigió sola a Berlín, donde, sin haber completado su formación, tomó clases en la teología cristiana y estudió por primera vez la obra de Søren Kierkegaard. De vuelta a Königsberg en 1924, fue aprobada en el examen de madurez (Abitur).

En 1924, comenzó sus estudios en la Universidad de Marburgo por un año y asistió a clases en la filosofía de Martin Heidegger y Nicolai Hartmann, y la teología protestante de Rudolf Bultmann. Heidegger, un padre de 35 años, y Arendt, estudiante de 17 años más joven que él, eran amantes, sin embargo, tuvo que mantener en secreto la relación a causa de las apariencias. A principios de 1926, ella no soportó más la situación y decide cambiar de universidad mudándose a la Universidad Albert Ludwig de Friburgo, para aprender de Edmund Husserl. También estudió filosofía en la Universidad de Heidelberg y se graduó en 1928 bajo la tutela de Karl Jaspers, en su tesis: “El concepto de amor en San Agustín”. Su amistad con Jaspers durará hasta la muerte del filósofo.

Arendt había vivido una muy modesta vida en Marburg como consecuencia del secreto de su relación con Heidegger, manteniendo apenas amistad con otros estudiantes al igual que Hans Jonas, y sus amigos de Königsberg. Con Heidelberg, amplió su círculo de amigos, que pertenecieron a Karl Frankenstein, quien en 1928 presentó un ensayo histórico-filosófico, Erich Neumann, un seguidor de Jung, y Erwin Loewenson, ensayista expresionista. Jonas también se trasladó a Heidelberg y realizó algunos trabajos de San Agustín.

Otro círculo de amigos se había abierto gracias a su amistad con Benno von Wiese y sus estudios con Friedrich Gundolf, que había recomendado Jaspers. Su amistad con Kurt Blumenfeld, director y portavoz del movimiento sionista alemán, cuyos estudios abordaron la cuestión judía llamada y la asimilación cultural también es importante. Hannah Arendt le dio las gracias en una carta de 1951 sobre su propio entendimiento de la situación de los judíos.

En 1933 (el año de la crisis del poder por Hitler) a Arendt se le prohibió escribir una segunda disertación que pudiera permitir el acceso a la educación en las universidades alemanas debido a su condición de judía. Su creciente participación en el sionismo la llevaría a chocar con el antisemitismo del Tercer Reich lo que llevaría, seguramente, a prisión. Se escapó de Alemania y fue a través de Praga y en Ginebra antes de trasladarse a París, donde trabajó durante seis años con niños judíos expatriados y entabló amistad con el crítico literario marxista y filósofo Walter Benjamin. Fue detenida (por segunda vez) en Francia junto con su esposo, el trabajador y marxista crítico Heinrich Blutcher, y se iría en 1941 a los Estados Unidos, con la ayuda del periodista estadounidense Varian Fry.

Trabajó en los Estados Unidos en varias organizaciones judías escribiendo para el Weekly Aufba. En 1963 es contratado como profesora en la Universidad de Chicago, donde enseñó hasta 1967, año en que se traslada a Nueva York y es profesora en la New School for Social Research, una institución en la que permanecerá hasta su muerte en 1975.

La obra filosófica de Hannah Arendt aborda temas como la política, la autoridad, el totalitarismo, la educación, la situación laboral, la violencia y la feminidad.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado