Escuelapedia.com Filosofia Feyerabend: anarquismo de la ciencia

Avisos google

Feyerabend: anarquismo de la ciencia

Feyerabend
Paul Feyerabend representa la radicalización de los fundamentos de la ciencia. Él postula que la ciencia es una actividad metodológicamente anárquica y es sólo una forma de vida posible. Esto se debe a que hay varios factores que determinan los aspectos científicos, desde la metafísica a la política y la economía.

Según Feyerabend, la ciencia, como la religión, se impuso en la cultura occidental de manera unilateral. Sin embargo, mientras que la religión ya no está ligada al estado y se puede elegir libremente, la ciencia aún no se puede disociar (mejor sería decir que el Estado no ha podido desvincularse de la ciencia).

Imagínate, por ejemplo, hay muchos proyectos que son teóricamente posibles, desde el punto de vista científico, como los coches con agua o hidrógeno, etc. Pero son dejados de lado o no se convierten en una realidad, porque existen grupos de interés económico (petróleo, por ejemplo) y otros donde los políticos financian para actuar en su nombre.

Para el filósofo, la elección por la ciencia es estética y subjetiva, es decir, depende de la aceptación de que todavía sólo se encuentra adherida masivamente por haber sido impuesta como manera de vida superior. La ciencia, como conocimiento, no debe distinguirse de la no-ciencia, o la metafísica, el mito, la poesía, etc. Para Feyerabend, no existe un método universal y defiende un pluralismo teórico en el cual las formas de vida y pensamiento puedan coexistir democráticamente.

Feyerabend ve en el justificacionismo una interacción importante y necesaria entre el contexto de la justificación y el contexto de descubrimiento, ya que, aislados, son perjudiciales para la ciencia. Es un intento de identificar el conocimiento empírico, no a partir de los requisitos (como, para Karl Popper), ni solamente de las descripciones (como para Kuhn).

Por lo tanto, Feyerabend buscan colocar las hipótesis en debate y votación como sucede en las sociedades democráticas, ya que el mito y la ciencia poseen la misma estructura, reflejando, así, que la separación resulta artificial.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado