Escuelapedia.com Filosofia El método cartesiano

Avisos google

El método cartesiano

metodo cartesiano descartes

Matemático, físico y filósofo, autor del “Discurso del Método” y “Meditaciones metafísicas” Descartes ideó un nuevo método de conocimiento basado en la razón, la única que puede permitir al hombre alcanzar un perfecto conocimiento de las verdades más elevadas. El famoso “Cogito ergo sum” (Pienso, luego existo) resume el principio de la existencia de pensamiento.

Después de haber hecho sus estudios clásicos con los jesuitas en “La Fléche”, Descartes pronto se interesó en las matemáticas como si fueran la causa de la certeza y evidencia de sus razones. El sistema que desarrolló se caracteriza por el rigor. En el prefacio de los Principios de la Filosofía, se define el conocimiento (filosofía) como un árbol. Las raíces se forman por la metafísica, lo que indica que todo el conocimiento del sistema se basa en la existencia de Dios, considerado como el creador y desarrollador de las verdades. Por lo tanto, es de Dios de quien el hombre debe deducir las normas necesarias para la comprensión del mundo. Desde esta perspectiva, la física es la aplicación de esta concepción del conocimiento, formando el tronco del árbol. Y, por último, las ramas están constituidos por las otras ciencias (medicina, mecánica) y de la moral, que aparecen como resultados de búsqueda, en la que el propio Descartes describe los principales tratados.

El método cartesiano como resultado de este diseño toma como punto de partida la solución de la “tabula rasa” (tablilla sin inscribir), que niega toda existencia, todos los datos. Pero negar en sí mismo presupone la existencia de un pensamiento, ya que hay que pensar que lo niegan, lo que demuestra la existencia de una razón. Esa razón es susceptible de conocer la verdad, porque Dios existe, al tiempo que creó el mundo y la herramienta necesaria para su encuentro. Esta herramienta es el espíritu humano.

Pero el hombre es falible y para utilizar correctamente el método que debe seguir algunos principios comunes. Ellos son:

  • Saber que el sentido común es lo mejor para compartir en el mundo, así como el poder de juzgar y distinguir lo verdadero de lo falso. Esto es lo que llamamos sentido común o la razón y que es igual en todos los hombres.
  • Necesidad de un método: no basta con tener buen espíritu, la clave es aplicarlo bien. Las almas grandes son capaces de los mayores vicios, así como las mayores virtudes.
  • – Probidad intelectual nunca reciben nada como verdadero, sin que haya conocido, por supuesto, es decir, evitar la precipitación y la prevención.
  • La lealtad y la política de moderación: la primera regla es obedecer las leyes y costumbres del país observando constantemente la religión en la que Dios dio al hombre la gracia de ser educado desde la infancia, y gobernarse a sí mismos siguiendo los puntos de vista más moderados y distante de la excesos.
  • Aceptación del mundo estoico: cuidando siempre superarse a sí mismo en lugar de querer cambiar a los demás.
  • Primacía del pensamiento y los límites del escepticismo, que sostiene que el Cogito es tan firme y seguro de que ninguna suposición extravagante de los escépticos podría debilitarlo, debe tenerlo por el primer principio de la filosofía.

Por lo tanto, para entender la realidad con claridad y, por lo tanto, el pensamiento racional, podemos utilizar los principios del método filosófico con el fin de preservar nuestra salud, gestionar mejor el negocio y también para ser mejores nosotros mismos, lejos de la superstición y de la presunción y sin que caigamos en el escepticismo absoluto. Dios es en última instancia, la verdad que garantiza al sujeto el poder de conocer.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado