Escuelapedia.com Varios Doping en la Grecia Antigua

Avisos google

Doping en la Grecia Antigua

grecia antigua deportesCuando hablamos de los casos de dopaje, somos empujados inevitablemente a recordar los escándalos que involucran a atletas contemporáneos. En el mundo actual, la mejora de las técnicas de entrenamiento ha reducido la diferencia de aptitudes entre los atletas que componen una categoría particular. Además, el desarrollo de la química permitió la fabricación de drogas cada vez más potentes, capaces de romper las marcas que antes se consideraban insuperables.

De hecho, no podemos negar que las drogas sintéticas y la competitividad son cruciales para nuestra comprensión de cómo el dopaje se ha convertido en un tema tan frecuente y, al mismo tiempo, problemático en el mundo del deporte. No bastando la justificación de los resultados manipulados, vemos que muchos atletas terminan implicados en el consumo de otras sustancias ilegales en la medida en que la condición del atleta le ofrece mejores condiciones financieras o la presión de su rutina le conduce a esa situación de salida.

Sin embargo, se engaña quien cree que el dopaje es un dilema único de la modernidad. Ya en la antigua Grecia, de acuerdo con los informes del escritor Philostratus, los deportistas recurrían a otros recursos que iban más allá de las habilidades de los competidores. Según su texto, producido alrededor del 776 a.C, los atletas griegos tomaban té compuesto de varias hierbas y hongos para comer que les hacía lograr la mejor marca durante la competición.

Por lo tanto, vemos que este tipo de actitud debido a la noción de competitividad ya figuraba entre los pueblos antiguos. De hecho, hasta la primera mitad del siglo XX, el dopaje se practicaba abiertamente por los atletas. En algunos casos, las dosis de estimulantes se aplicaban durante la competición. Después de la Segunda Guerra Mundial, vemos que sustancias como las anfetaminas y los esteroides comenzaron a aparecer en las competiciones.

En la actualidad, las federaciones regionales, nacionales e internacionales se movilizan para que las drogas ilícitas no sean empleadas en situaciones de competición realizando rigurosas pruebas de competición. Por esta razón, suelen darse las pruebas de sangre y orina de los atletas a intervalos regulares y visitas no programadas. Con el desarrollo de estudios sobre el dopaje, vemos que el universo de los compuestos ilegales y sus derivados ha crecido y que los atletas cada vez son más tentados creyendo poder evitar esta fiscalización.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
    Recomendado