Escuelapedia.com Ciencias Comensalismo (relaciones ecológicas)

Avisos google

Comensalismo (relaciones ecológicas)

Comensalismo (relaciones ecológicas)

Comensalismo es el término utilizado para describir un tipo de relación armónica e interespecífica, generalmente de carácter alimentario, de protección o de transporte.

De esa forma el comensalismo es caracterizado por afinidades entre organismos de especies distintas, sin que la especie de la cual se beneficia perjudique a aquella que lo ayuda. Por tanto, es beneficiosa para una y absolutamente neutra para la otra.

Por otra parte, definimos ‘comensal’ a la especie que se beneficia en esta relación. Así, el ser que se alimenta de los restos de otro es el comensal, mientras aquel que provee el alimento es llamado ‘anfitrión’ o ‘huésped’.

Es importante destacar que ‘comensalismo’ es una palabra que deriva de ‘comensal’ (del latín ‘commensāle’) que significa ‘aquel que come junto a’ o ‘invitado a la mesa’ (prefijo ‘co, que exprime junto con + radical ‘mensa’, que significa mesa + sufijo ‘al’).

Por lo tanto, etimológicamente, comensal y comensalismo están asociados a compartir alimentos así como comer en casa ajena. Sin embargo, como se ha dicho anteriormente, en ecología, el término adquiere una connotación diferente.

Tipos y ejemplos de comensalismo

Por lo general, se aplica el término comensalismo apenas en las relaciones que envuelven explícitamente la alimentación, como en el caso entre el hombre y la Entamoeba coli, protozoo que vive en el intestino grueso humano y se alimenta de sus restos digestivos; o de la rémora, la cual se adhiere al cuerpo del tiburón para obtener transporte y los restos alimentarios del depredador.

Por otro lado, algunas relaciones más sutiles también son comensales. Este es el caso de los animales que provocan la bandada de pequeños insectos que se alimentan de pájaros; de las hienas, que quedan a la espera de que otros depredadores coman para beneficiarse de los restos orgánicos de sus cazas; y de las garrapatas, que se fijan en el cuerpo de animales (generalmente aves y mamíferos) para dispersarse por el territorio.

Podemos decir que las orquídeas y musgos tienen una relación comensalista con los árboles donde se fijan para recibir mejor iluminación, así como es el caso de las plantas y animales que se abrigan en la sombra de un arbusto en el desierto abrasador.

También se considera comensal la relación entre aquellos seres que se aprovechan de agujeros hechos (y abandonados) por otros o incluso las imitaciones que algunas especies inofensivas hacen cuando quieren hacerse pasar por otras, generalmente de especies peligrosas y venenosas.

Estas relaciones comensales más específicas tienen otras denominaciones, como epizoísmo, un fenómeno en el que un animal vive en otra superficie sin dañarla o beneficiarla, como en el caso del pez payaso y la anémona de mar, donde el primero encuentra refugio y alimento en los restos de comida de la segunda.

image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado