Escuelapedia.com Historia Antigua Roma: dinastía Julio-Claudiana

Avisos google

Antigua Roma: dinastía Julio-Claudiana

dinastia julio claudio roma
Después del mandato de Octavio Augusto, las reformas políticas previstas transformaron la poderosa civilización romana en un férreo imperio. Las funciones del Senado y los distintos poderes del poder judicial eran ahora restringidos o sujetos al poder de su emperador. Con la muerte de Octavio, el sucesor al trono era Tiberio, general de confianza de su predecesor, y quien dio continuidad a varios proyectos del primer emperador romano.

Según los informes disponibles, Tiberio fue acosado por el pueblo y el Senado romano. El punto culminante de esta tensión habría ocurrido cuando fue acusado de planear el asesinato del general Germanicus. Cuando finalmente murió, ya con 78 años de edad, la población romana celebra su deposición del poder. Con esto, Calígula (37-41 d.C.), hijo de Germanicus, fue juramentado como el nuevo emperador, con el apoyo expreso de los miembros del ejército.

A pesar de todo el apoyo recibido, el emperador Calígula manifestó los problemas experimentados en una estructura de poder centralizado. Poco a poco, las órdenes del gobernante autoritario desestabilizaron la escena política romana. En primer lugar, decidió perseguir a los senadores más ricos y elevar sustancialmente los impuestos. Además, era conocido por una vida salvaje con abundantes fiestas y encuentros sexuales en grupos.

Uno de los actos más polémicos fue nombrar a su caballo, Iniciatus, para ocupar uno de los puestos del consulado. De acuerdo con el juicio de algunos historiadores y expertos, este emperador tomó tales medidas a consecuencia de diversas enfermedades psíquicas que sufría. En cualquier caso, su acción despótica fue aniquilada por los propios miembros de la guardia pretoriana que organizaron su asesinato.

La vacante dejada en el trono imperial se resolvería pronto con el nombramiento de Claudio (41-54 d.C.), el tío de Calígula, quien ascendió al trono con la ayuda de la guardia pretoriana. Durante su administración, el estado romano llegó a la conquista de los territorios de Bretaña y Mauritania, las normas administrativas fueron refinadas y esclavos intelectuales fueron utilizados como sus asesores.

A pesar de sus habilidades políticas y administrativas, este emperador terminó provocando cambios importantes en el contexto de la sucesión del imperio. En primer lugar, ordenó el asesinato de su esposa Mesalina, a causa de su conducta inmoral. Poco después, se casó con Agripina, quien logró negociar con su esposo el nombramiento de su hijo Nerón como el próximo emperador.

Más tarde, Agripina, organizó una conspiración para que Claudio fuese asesinado por envenenamiento. Así, Nerón alcanzó el puesto imperial y en un principio se basó en el consejo del general Burro y del filósofo Séneca para gobernar. Sin embargo, Nerón sería bien conocido por su comportamiento tiránico. Según relatan los registros de la época, fue el responsable de la muerte de su madre Agripina, sus dos consejeros (Burro y Séneca) y su hermano Británico.

Una de las acciones más controvertidas de este gobernante, que pone fin a la dinastía Julio-Claudia, era su orden de provocar fuego en Roma. La explicación de este acto extremo sería la voluntad de Nerón de atribuir el ataque a los cristianos, que se negaron a dar culto religioso a la figura imperial. Su tiempo en el gobierno es reconocido como uno de los más agresivos contra los seguidores del cristianismo.

Los cristianos fueron perseguidos, torturados, empalados, condenados a la crucifixión y condenados a las arenas donde los populares espectáculos sucedían. Ejerciendo un gobierno de naturaleza represiva y desenfrenada, Nerón despertó la insatisfacción de las filas del ejército del Senado. Fuertemente presionado por sus opositores, Nerón decidió poner fin a su propia vida.

Contenidos recomendados
Recomendado