Escuelapedia.com Ciencias Altitud, latitud y clima

Avisos google

Altitud, latitud y clima

Altitud, latitud y clima

La atmósfera terrestre es una de las estructuras más dinámicas de nuestro planeta, ya que cuenta con numerosas variaciones de comportamiento, tanto en pequeñas escalas de tiempo como a lo largo de las eras geológicas. El tiempo atmosférico, es decir, las condiciones inmediatas del clima, es directa e indirectamente influenciado por numerosos factores, de los cuales destacan la altitud y la latitud.

La relación entre la altitud, latitud y clima se manifiesta en diferentes temperaturas de los tipos climáticos resultantes en cuanto a las condiciones de precipitación, índices de los vientos, humedad, entre otros. A continuación, entenderemos cómo cada uno de esos elementos interfiere en el comportamiento de la atmósfera.

En términos generales, podemos decir que la relación entre la altitud y el clima se debe a la presión atmosférica. Por causa de la fuerza de la gravedad, la mayor parte del aire se concentra en las áreas más bajas del relieve y ejerce mayor presión en esas áreas, mientras las zonas de menor altitud poseen un aire más enrarecido y con menor presión.

Debido a esto, cuanto menor es la altitud, mayor la temperatura y viceversa, pues la mayor presión atmosférica hace que las medias térmicas se eleven.

Pero la pregunta sigue siendo: ¿por qué los lugares más altos son más fríos si están más cerca del sol?

Sabemos que el sol es responsable en gran medida por el calentamiento de nuestro planeta, sin embargo, es la superficie terrestre la principal causa para la conservación de ese calor. Eso ocurre porque el aire no se calienta ni conduce las temperaturas de la misma forma que la superficie, que absorbe parte de los rayos solares y refleja la otra parte, calentando las áreas más próximas a ella.

Por lo tanto, además de la presión atmosférica, el calor específico del suelo es también un factor importante para la relación inversa entre la temperatura y el clima. Cabe recordar que esta dinámica sólo es válida para la troposfera, la capa más baja de la atmósfera, ya que las demás capas cuentan con mayores temperaturas en función de sus composiciones gaseosas.

En la misma forma que ocurre con la altitud, la relación entre la latitud y el clima también presenta una forma inversa, es decir, a mayor latitud menor temperatura. La Línea de Ecuador, principal paralelo terrestre, posee latitud de 0° y presenta generalmente temperaturas más altas, mientras las áreas polares presenten 90° al norte y -90° al sur, registrando las menores temperaturas de la Tierra y caracterizando el clima polar.

Una vez más la explicación está relacionada con la incidencia de los rayos solares. Las zonas más próximas al Ecuador reciben más intensamente los rayos del sol, que se concentran con gran fuerza durante todo el año, mientras que las áreas cercanas a los polos, además de no recibir los rayos solares de forma perpendicular, son iluminadas apenas durante parte del año, durante los solsticios de verano.

Tenga en cuenta que no importa si los solsticios son de verano o de invierno, siempre hay sol en Ecuador.

Es importante recordar que la relación entre la altitud, latitud y clima no siempre es determinante para las temperaturas y otros fenómenos atmosféricos también pueden interferir tales como la proximidad del mar, la vegetación, las condiciones de humedad, las masas de aire, entre otros elementos.

Recomendado