¿Qué problemas se asocian al tráfico en las grandes ciudades?

El tránsito y el comportamiento violento de los conductores en las grandes ciudades es uno de los principales problemas.

El tránsito de vehículos es uno de los mayores problemas de las grandes ciudades. Además de los daños materiales causados por la dificultad de los desplazamientos y el estrés, como resultado de las largas horas gastadas diariamente en el transporte, todavía se suma a ese cuadro la violencia con la que muchos conductores responden a cualquier contratiempo.

Es desconcertante darse cuenta de que las personas en otras situaciones sociales son afables y apacibles, pero al frente del volante de un automóvil se transforman en individuos intolerantes, bélicos e impacientes. Es como si el coche se transformase, en esos casos, en una máscara o un escudo, que garantizase el anonimato y protegiese al conductor del mundo externo. Parece que todas las reglas y las convenciones sociales de comportamiento son extintas, prevaleciendo la ley de la selva, de la ventaja personal. Además de ese aparente efecto psicológico causado por la sensación de protección del vehículo, el propio ambiente urbano es altamente competitivo y perjudicial, contribuyendo a agravar ese comportamiento inapropiado.

Es importante, por lo tanto, invertir en campañas educativas para demostrar que el espacio de tránsito debe ser visto con civismo y respeto mutuo, como cualquier área de la vida social. Además, la represión de los casos de violencia en el tráfico debe ser eficaz y severa en castigar a los involucrados. Así, tal vez se consigan reducir los niveles de violencia en el tráfico urbano.

— 173 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *