Vino el cochinillo y tiro el cantarill…

Vino el cochinillo y tiro el cantarillo.
Es pulla contra los jueces venales y remate de un cuentecillo, en el que un pobre litigante, a fin de ganarse la voluntad del juez, obsequia a este con un cantarillo de miel. Mas el otro, al saberlo, le envio al magistrado un orondo lechon, por lo que el platillo de la balanza cambio de signo, y cuando el pobre llevo sus quejas al juez, este, sin pizca de rubor, le dijo asi: Cierto, hijo, que recibi tu regalo, pero ni catarlo pude, porque de repente, zas, entro un guarro en mi casa y escacharro el cantarillo..

6 Comentarios Si truena en febrero, algo malo viene. Siemp…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *