imagen Mirada curiosa

#Mirada curiosa

Un repaso a las curiosidades más interesantes

Las máscaras africanas

5,00 DE 2 VOTOS
RedacciónRedacción

Mascaras-africanasLas máscaras siempre han sido las protagonistas indiscutibles del arte africano. La creencia de que poseían ciertas virtudes mágicas se convirtió en el centro de las investigaciones. El hecho es que, para los africanos, la máscara representa un disfraz místico con el que absorber las fuerzas mágicas de los espíritus y así utilizarlos en beneficio de la comunidad: en la curación de los enfermos, en los ritos funerarios, en las ceremonias de iniciación, en las bodas y en los nacimientos. También sirve para identificar a los miembros de ciertas sociedades secretas.

En general, el material más común utilizado fue la madera verde, aunque también hay piezas únicas de marfil, bronce y terracota. Antes de comenzar a tallar, el artesano realizaba una serie de rituales en los bosques, donde normalmente desarrollo el trabajo, lejos de la aldea y usando él mismo una máscara en el rostro. La máscara era creada con total libertad, dispensando el esbozo y cumpliendo su función. La madera era modelada con un cuchillo afilado. Las piezas iban desde el puro figurativismo (imágenes reconocibles) hasta la abstracción completa.

En cuanto a la interpretación, la tarea es difícil, ya que su función no se conoce, ni tampoco el ritual para el que fueron diseñados. Los colonos nunca valoraron esas piezas, consideradas apenas curiosidad de un pueblo primitivo y pagano. Paradójicamente, la mayor parte de las obras africanas se halla en la actualidad en museos de Occidente, donde recientemente, a mediados del siglo XX, se intentó su clasificación. En realidad, los historiadores africanos se vieron obligados a estudiar el arte de sus antepasados en los museos de Europa.

El pináculo del arte africano en Europa surgió con las primeras vanguardias, especialmente a través de los fauvistas y los expresionistas. Estos, además de reconocer los valores artísticos de las piezas africanas, trataron de imitarlas, pero siempre desde la perspectiva de sus propias interpretaciones, que han colaborado en muchos casos, a la distorsión del verdadero significado de las obras.

El hecho de que los primeros colonos hayan subestimado esas culturas y tomado las obras como meras curiosidades exóticas, provocó un saqueo sin sentido de la herencia cultural de África. Recientemente, en el siglo XX, fue posible, gracias a la antropología de campo y a los especialistas en arte africano, organizar las colecciones de los museos europeos. Pero el daño ya estaba hecho. Muchos objetos quedaron sin clasificación, desconociéndose así su lugar de origen o simplemente ignorando su función.

Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles