Escuelapedia.com Filosofia Aristóteles: teoría de la respiración

Avisos google

Aristóteles: teoría de la respiración

teoria de la respiracion aristotelesEn los tratados de estudios biológicos de Aristóteles podemos encontrar la teoría de la respiración. Este pensamiento acerca de cómo respiran los seres humanos y animales concluye que se trata de un fenómeno de enfriamiento, para controlar el calor innato de los seres vivos.

Aristóteles analiza como se procesaría ese fenómeno de refrigeración en varias clases de animales, desarrollando observaciones, disecciones anatómicas y experimentos con animales como cobayas experimentales. Así, proporciona un sistema teórico coherente, bien fundamentado sobre el punto de vista empírico y sistemático de la respiración.

El filósofo se preocupó sobre el estudio de los cuerpos que mantienen el equilibrio del calor orgánico pues consideraba que las variaciones de temperatura planteaban un problema de salud. Con esta noción, Aristóteles identificó la respiración animal como un proceso de refrigeración de los animales sanguíneos terrestres.

Principios de la teoría de la respiración

  • El calor interno fue tomado por Aristóteles como un dato empírico y ofrece la vida: sin el calor estaríamos muertos. Todos los animales poseen calor. La fuente natural del calor es siempre la materia fluida y sólida. El calor viene del calor para las plantas que tienen sus frutos maduros y el calor del fuego hace que los alimentos sean adecuados para la ingesta.
  • El calor está en el corazón de los animales sanguíneos. El alma, causa inmaterial o formal, se aloja ahí. La sangre es el nutriente y el corazón es el alma nutritiva y sensitiva.
  • Hay necesidad de controlar el calor interno, de ahí el mecanismo de la respiración o de la refrigeración. El cerebro posee también un papel refrigerador. Como los pulmones son esponjosos y llenos de tubos ellos se enfrían rápido y así el aire los rellena fácilmente. En el caso de los peces, el proceso de respiración es hecho por medio del agua.
  • Animales sin sangre (insectos y moluscos), son los más fríos en la escala de la perfección. Ellos no necesitan de órganos internos, son suficientes los externos.
Contenidos recomendados
Recomendado