¿Qué fue el pacto germano-soviético?

El pacto germano-soviético fue un acuerdo entre Rusia y Alemania donde ambos territorios sellarían un acuerdo de forma amistosa, donde tendría que apoyarse y siempre favorecer uno a otro dentro de una guerra. Ejemplo de eso fue cuando Alemania invadió Polonia en 1934 y Rusia no respondió contra ella y en la formación de bloques de la II Guerra Mundial Rusia se alió a Alemania por razón de ese pacto.

En 1939, Hitler (Alemania) convocó a Stalin (Rusia) para la firma de un acuerdo de paz, un pacto de no agresión entre las dos naciones. La Unión Soviética aceptó el acuerdo en virtud de haber acusado a Francia e Inglaterra de despreciarla. Siendo así, Alemania y Unión Soviética firmaron en 1939 el pacto germano-soviético, donde ambas naciones se comprometían a una no agresión por un intervalo de diez años. Además, el pacto estableció, secretamente, la división del territorio de Polonia entre los nazis alemanes y los comunistas soviéticos. En 1939, Polonia fue invadida y dominada por los alemanes, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial.

Posterior al inicio de la guerra, Adolf Hitler, en 1941, rompió el pacto. Los motivos de esa ruptura se dieron en relación a los intereses nazis en las riquezas rusas como mineral, petróleo o trigo, suministros básicos pero esenciales para el mantenimiento de un ejército. Otro motivo de la ruptura nazi con el acuerdo de paz entre Alemania y la Unión Soviética sucedía por el hecho de Alemania nazi practicar una política anticomunista (anti-Komintern), pues los rusos eran comunistas.

— 9.292 visualizaciones.

3 Comentarios ¿Por qué la expansión de las potencias imperialistas se desarrolló en el siglo XIX?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *