¿Por qué la temperatura baja del espacio no afecta a las sondas espaciales?

Las temperaturas bajas no afectan a las sondas espaciales porque ellas tienen un termómetro fijo en la antena que mide la temperatura exterior: -173 °C. Los equipamientos no solo congelan porque están protegidos por calentadores que los mantienen a 24 °C como es el caso de la Voyager.

Esas sondas espaciales son protegidas por calentadores – que funcionan a partir de la energía eléctrica resultante de generadores termonucleares – que mantienen la temperatura necesaria para el funcionamiento de la sonda.

— 140 visualizaciones.

5 Comentarios ¿En qué situaciones es probada la importancia de las rocas para el ser humano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *