Escuelapedia.com Ciencias Aplicación de la radioactividad en la medicina

Avisos google

Aplicación de la radioactividad en la medicina

Aplicacion radioactividad medicina

La radiactividad tiene amplia aplicación en nuestra sociedad; por tanto, en la medicina no podría ser diferente. La forma de radiación más conocida en diagnósticos médicos es la radiografía de los huesos a través del uso de rayos X. Además, se usan isótopos para diagnósticos, tratamientos y detección de drogas y hormonas en el organismo.

En medicina, es común introducir en el organismo de algunos pacientes radioisótopos artificiales, denominados radiotrazadores. Ellos reciben ese nombre porque, al ser transportados por el cuerpo de la persona, emiten radiaciones que permiten su seguimiento y monitorización, sabiendo por donde pasan y donde se depositaron. Eso permite que el radiólogo haga un mapeo de los órganos.

Un ejemplo de un radioisótopo es el yodo-131, que se utiliza en el tratamiento del cáncer de tiroides, ya que, por ese órgano, sus radiaciones gamma destruyen las células cancerígenas. Existen varios otros ejemplos de radioisótopos y su utilización en la medicina:

  • Cromo-1 → imagen del bazo y volumen de los glóbulos rojos.
  • Sodio-24 → lesiones vasculares y volumen sanguíneo.
  • Estroncio-85 →imagen de huesos para verificar la ocurrencia de fracturas u osteoporosis.
  • Talio-201 → detección de obstrucciones en las arterias coronarias
  • Galio-67 → diagnóstico y evaluación de tumores, es útil en procesos infecciosos e inflamatorios, evalúa la extensión de la enfermedad.
  • Samario-153 → tratamiento de cáncer óseo, actúa como analgésico y disminuye el dolor provocado por la metástasis en el tejido.
  • Tecnecio-99 → estudio del cerebro, pulmones, hígado, bazo y huesos.

Además, es posible producir imágenes para los médicos poder analizar, pus las radiaciones beta y gamma inciden sobre películas fotográficas. Las imágenes también son generadas por radioisótopos emisores de positrones y así es posible detectar la lesión en cuestión, sabiendo si es benigna o maligna.

Un escáner utilizado para este propósito es el PET, un acrónimo que viene del inglés, Positron Emission Tomography, es decir, Tomografía por Emisión de Positrones. El paciente sometido a ese examen recibe una inyección con radioisótopo emisor de positrón enlazado a una molécula que tiene afinidad con el órgano del paciente a ser estudiado. Normalmente el radioisótopo utilizado es el flúor-18 con periodo de media vida apenas 108 minutos. Alrededor del paciente estarán detectores de radiación que detectarán la emisión de ondas electromagnéticas de los positrones que colisionan con los electrones. De esa forma, el órgano es mapeado.

Es evidente que en cada caso debe existir una evaluación médica cuidadosa que determina si el beneficio será mayor que el riesgo, visto que la radiación también puede dañar células buenas.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado