Avisos google

Visión

Vision

Uno de los cinco sentidos, la visión, es responsable de que podamos ver y tiene como órganos principales los ojos.

El ojo

En el ser humano, el ojo es una esfera de unos 3 cm de diámetro, donde las partes principales son:

  • Cornea: es una membrana transparente que está presa a la esclerótica en la parte delantera del ojo. Permite la entrada de la luz, y junto con la lente hace que ella sea centrada para la retina. La transparencia y la curvatura de la córnea son esenciales para asegurar una visión nítida.
  • Coroides: es la capa media del ojo, formada por un tejido compuesto de los vasos sanguíneos y los nervios, que tiene la función de mantener la temperatura del globo ocular, alimentarla y dirigir el flujo de sangre.
  • Cristalino: se trata de una estructura de consistencia elástica que queda más espesa para la visión de lo que está próximo y más fina para la visión de lo que está más distante, permitiendo así ajustar el foco de lo que es visualizad de acuerdo con la distancia. Crece a lo largo de toda la vida del ser humano y funciona como una lente que, junto con la córnea, direcciona el paso de luz hasta la retina.
  • Esclerótica: comúnmente llamado ‘blanco del ojo’, es la capa más externa del ojo, que consiste en un tejido fibroso muy denso y duro, y tiene la función de proteger el globo ocular. En los músculos que controlan los movimientos oculares que están conectados.
  • Humor acuoso: El fluido que se encuentra entre la córnea y la lente, llenando así la cámara anterior del ojo.
  • Humor vítreo: líquido gelatinoso que se encuentra entre la lente y la retina, llenando así la cámara posterior del ojo.
  • Iris: es la parte coloreada del ojo y se encuentra entre la córnea y el cristalino. Es una musculatura retráctil que se expande y contrae por la regulación de la cantidad de luz que entra en el ojo a través de un agujero llamado pupila.
  • Nervio óptico: se une a la retina. Es a través del nervio óptico que se transmiten impulsos eléctricos al cerebro, que interpreta de este modo generar la imagen que visualizamos.
  • Pupila: es la parte oscura situada en el centro del iris. Aunque muchos piensan que se trata de un pequeño círculo de pigmentación oscura, es en realidad un orificio. Su tamaño es aumentado o reducido por el iris, consonante a la cantidad de luz recibida. Cuando la luminosidad es baja, el iris dilata la pupila para que sea captada la mayor cantidad de luz posible, y cuando la cantidad de luz es mucha, la dimensión de la pupilar es reducida por el iris, disminuyendo así la entrada de luz y evitando que el individuo sea ofuscado.
  • Retina: es la capa interior del ojo, que comprende dos tipos de células designadas bastoncillos (células sensibles muy claras que permiten la visión en condiciones de poca luz y detectan solamente sombras de gris) y conos (células menos sensibles a la luz que distinguen tonalidades y colores).

Cuando se mira a algo o a alguien, este objeto o ser refleja rayos de luz. Esa luz penetra en los ojos a través de la córnea y, llegando al cristalino, es centrada de forma nítida sobre la retina. Como resultado de ese proceso, es formada en la retina una imagen invertida de aquello en lo que es centrado. En este momento, los conos y bastones envían mensajes al cerebro y eso desencadena impulsos eléctricos que son transmitidos al cerebro por el nervio óptico. El cerebro entonces interpreta la imagen recibida y está concluido el proceso de la visión.

Trastornos de la visión

  • Miopía: dificultad para ver lo que está distante.
  • Hipermetropía: dificultad para ver lo que está cerca.
  • Astigmatismo: visión distorsionada.
  • Presbicia: conocido como ‘fatiga visual’, es una dificultad, a menudo debido a la edad, para ver claramente lo que está cerca.
  • Catarata: visión borrosa
  • Glaucoma: aumento de la presión intraocular que puede resultar en la disminución de la agudeza visual e incluso ceguera.
  • Estrabismo: desalineación ocular que causa que el individuo no consiga direccionar los dos ojos para un mismo punto. Esa desalineación puede ser hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados.
  • Retinopatía: provoca cambios en los pequeños vasos sanguíneos de la retina, que pueden interferir con la calidad visual del individuo y puede incluso llevar a la ceguera.

Pueden afectar la visión

  • Diabetes.
  • Presión arterial alta.
  • Uso excesivo de computadoras, tabletas electrónicas y videojuegos.
image_pdfimage_print
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado