Escuelapedia.com Ciencias Uso de haluros orgánicos como sustitutos de la sangre

Avisos google

Uso de haluros orgánicos como sustitutos de la sangre

Uso de haluros orgánicos como sustitutos de la sangre

© DARPA

Los haluros orgánicos son compuestos que se caracterizan por al menos un átomo de halógeno (elementos de la familia 17 o VII A – F, Cl, Br, I) vinculados a un radical derivado del hidrocarburo.

Estos compuestos tienen muchas aplicaciones en la vida cotidiana, siendo utilizados en la síntesis de diversas sustancias (tales como los compuestos de Grignard), como solventes de ceras, barnices y cauchos, en una amplia variedad de productos, desde pesticidas y plásticos hasta pastas de dientes y soluciones de higiene bucal. Pero no es solamente eso, los haluros orgánicos también pueden salvar vidas.

Por ejemplo, un uso beneficioso de los haluros está en métodos alternativos de transfusión de sangre, es decir, de sustancias que pueden sustituir a la sangre o sus derivados. Esto es importante en razón de algunos factores, tales como:

  • Almacenamiento de sangre reducido.
  • Riesgos de transmisión de enfermedades – como ciertos tipos de hepatitis, Tripanosoma cruzi y el VIH – e, incluso, el surgimiento de nuevas enfermedades.
  • Complejidad de los procesos quirúrgicos.
  • Reacciones inmunológicas.
  • Error humano.

Existen personas que prefieren métodos alternativos, como por ejemplo, los miembros de la religión de los Testigos de Jehová, que, por razones religiosas, no aceptan las transfusiones de sangre. Así, desde 1979, a partir de los Estados Unidos, los haluros orgánicos comenzaron a utilizarse en seres humanos bajo esa finalidad. Los perfluoroquímicos (PFCs) son sustancias de ese tipo. A continuación tenemos las fórmulas estructurales de compuestos empleados en la preparación de perfluoroquímicos administrados en seres humanos.

Ejemplos PFCs

Ejemplos de perfluoroquimicos (PFCs)

Estos compuestos atienden a todos los requisitos necesarios para un sustituto de la sangre, es decir, necesitan:

  • Garantizar la circulación.
  • Tener compatibilidad universal.
  • No producir efectos adversos en las células.
  • No ser tóxicos o cancerígenos.
  • Ser excretados completamente por el cuerpo.
  • Tener bajo costo.
  • Tener alta durabilidad.
  • Poder ser fácilmente almacenados.

Para reemplazar toda la sangre de las ratas en el laboratorio con productos, no hay ningún cambio. Se alimentan y no “sangrar” o desarrollar infecciones frente a cortes pequeños. Después de siete días se restablece la sangre y siguen a llevar una vida normal.

El fluorocarbono es un líquido en el cual el haluro tiene una solubilidad de oxígeno grande, de 50 a 70 veces más que en el agua. Como resultado es posible respirar este líquido, pues no son absorbidos por el organismo, ni interfieren en las sustancias vitales presentes en los pulmones. Para tener una idea, se dan pruebas de ratones respirando incluso estando sometidos en ese líquido. Cuando el líquido es retirado, éste se evapora de sus pulmones y ellos vuelven a respirar normalmente.

Desafortunadamente, sin embargo, los haluros orgánicos pueden también utilizarse para acabar con las vidas, como por ejemplo en el uso de armas químicas.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado