Escuelapedia.com Ciencias Teoría de la tensión-cohesión

Avisos google

Teoría de la tensión-cohesión

Teoría de la tensión-cohesión

Estudios realizados por Dixon señalan que existen una relación directa entre la transpiración y la ascensión del agua en el xilema, siendo la transpiración el motor básico de la savia bruta.

Más del 90% del agua absorbida del suelo es perdida esencialmente por transpiración, siendo la mayor parte del proceso realizada de día.

Así, durante el día, debido a las elevadas tasas de transpiración, se crea un déficit de agua en el mesófilo (parénquima clorofiliano).

Durante la noche, la transpiración es mínima, y la absorción del agua es máxima.

Así, siguiendo esta hipótesis, durante el día el déficit de agua en el mesófilo hace que el medio quede hipertónico en relación al xilema. El potencial de soluto elevado crea fuerzas de tensión (diferencia de potencial – presión negativa).

Las moléculas de agua tienden a agregarse debido a las conexiones de hidrógeno, manteniéndose unidas en una columna continua. Puede decirse que las conexiones de hidrógeno ejercen una fuerza de cohesión.

Además de las fuerzas de cohesión, las moléculas de agua poseen gran capacidad de adhesión a otras sustancias, adhiriéndose a las paredes xilémicas.

La ascensión de la columna hídrica disminuye el potencial hídrico en el xilema radicular, aumentando así la entrada de agua en el xilema por osmosis y aumentando también la tasa de absorción radicular de agua (Debido a la baja en el potencial hídrico del parénquima clorofiliano.

Así, debido a esas tres fuerzas básicas es establecida una corriente continua de agua en el xilema, entre las raíces y las hojas, en un proceso conocido como Corriente de Transpiración. Ese fenómeno permite la ascensión de savia bruta hasta cerca de 150 metros, valor superior a los árboles más altos conocidos, por lo que este modelo es actualmente aceptado como verificable para la gran mayoría de las plantas vasculares.

Se debe indicar que el sistema todavía presenta algunas lagunas científicas. La corriente de transpiración establecida tiene que ser obligatoriamente continua. Si la continuidad de la columna fuera comprometida, el flujo ascendente para inmediatamente. En caso de que la continuidad no sea restablecida, el vaso xilémico deja de ser funcional.

Algunas plantas, en algunas situaciones, son capaces de restablecer el flujo xilémico, restaurando la continuidad de la columna hídrica, aunque los mecanismos implicados todavía no estén comprendidos (en algunas plantas la presión radicular puede ayudar).

En definitiva, la teoría define el transporte de savia en las plantas vasculares por la dinámica de la transpiración estomática, a nivel foliar, y la absorción radicular. La teoría defiende que el transporte de agua y solutos de la raíz al resto de órganos de la planta se debe a varios procesos que ocurren de forma secuencial.

Contenidos recomendados
Recomendado