Escuelapedia.com Ciencias Telencéfalo

Avisos google

Telencéfalo

Telencefalo

El telencéfalo es la estructura cerebral que ocupa el mayor espacio en el cerebro humano, debido al gran tamaño del córtex cerebral. A él llegan todas las señales procedentes del cuerpo por el tronco encefálico y el diencéfalo. El córtex cerebral procesa todas esas señales al mismo tiempo, además de sus propias señales internas relacionadas a la memoria, valores y proyecciones para el futuro, agregando complejidad y flexibilidad al comportamiento.

El cerebro o telencéfalo está formado por el córtex cerebral, la amígdala (no la de la garganta) y por el cuerpo estriado. La amígdala y el cuerpo estriado son internas (o subcorticales), es decir, ocultas bajo el córtex cerebral. El córtex cerebral, a su vez, puede ser dividido en cinco lóbulos:

  • Lóbulo occipital: asociado a la visión.
  • Lóbulo parietal: próximo al surco central, procesa todas las señales asociadas al espacio corporal.
  • Lóbulo temporal: se destaca en el lateral del cerebro y procesa informaciones auditivas, visuales y todavía participa en la representación de la identidad personal y el juicio moral.
  • Lóbulo frontal: corresponde a toda la porción del córtex anterior al surco central. Organizan el comportamiento, desde la elaboración de metas y estrategias, pasando por la representación de valores y toma de
  • decisiones, incluyendo juicios morales, hasta la orden de movimientos propiamente dichos.
  • Lóbulo insular: es un pliegue cortical responsable de monitorizar en permanencia el estado funcional del cuerpo y, por lo tanto, las emociones, generando datos que son usados por el lóbulo frontal para ajustar el comportamiento a nuestro estado interno.

El cerebro humano contiene unos 35 mil millones de neuronas y pesa aproximadamente 1,4 kg. El telencéfalo o cerebro está dividido en dos hemisferios muy desarrollados. En ellos se encuentran el centro de la memoria y los nervios motores y sensoriales. Entre los hemisferios, se encuentran los ventrículos cerebrales (ventrículos laterales y el tercer ventrículo); contamos, además, con un cuarto ventrículo, localizado al nivel del tronco encefálico. Son reservorios del líquido cefalorraquídeo (LCR) que participa en la nutrición, la protección y excreción del sistema nervioso.

En su desarrollo, la corteza tiene varios surcos para permitir que el cerebro quede lo suficientemente compacto para caber en el cráneo, que no acompaña a su crecimiento. Por ello, en el cerebro adulto, apenas 1/3 de su superficie queda expuesta, la restante permanece entre los surcos.

La corteza cerebral se divide en más de cuarenta áreas funcionalmente distintos, la mayoría pertenecen al llamado neocórtex.

Cada una de las áreas de la corteza cerebral controla una actividad específica:

  • Hipocampo: la región de la corteza que se pliega y tiene solamente tres capas de células. Se localiza medialmente al ventrículo lateral. La corteza entorrinal es la mayor fuente de aferencias del hipocampo y también objetivo de sus eferencias.
  • Corteza olfativa: presenta dos o tres capas de células. Localizado ventral y lateralmente al hipocampo.
  • Neocórtex: corteza más compleja; se separa de la corteza olfativa por un surco llamado fisura rinal; presenta muchas capas celulares y varias áreas sensoriales y motoras. Las áreas motoras están íntimamente implicadas en el control del movimiento voluntario.

La zona superficial del telencéfalo, que da cabida a miles de millones de cuerpos celulares de las neuronas (materia gris), es la corteza cerebral. La corteza cubre un gran centro medular blanco, formado por fibras axónicas (sustancia blanca). En medio de este centro blanco (en las profundidades del telencéfalo) hay agrupaciones de cuerpos celulares neuronales que forman diversos ganglios como: núcleo caudado, putamen, globo pálido y núcleo subtalámico.

Los ganglios basales también participan en el control del movimiento:

  • Núcleo caudado: controla los movimientos intencionales gruesos del cuerpo (a nivel sub-consciente y consciente) y ayuda en el control global de los movimientos del cuerpo.
    Putamen: funciona en conjunto con el núcleo caudado en el control de los movimientos intencionales gruesos. Ambos funcionan en asociación con el córtex motor para controlar distintos patrones de movimiento.
  • Globo pálido: probablemente controla la posición de las principales partes del cuerpo.
  • Nucleo subtalámico y áreas asociadas: controlan los movimientos de la marcha y tal vez otros tipos de movilidad.
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Subir arriba ↑