Saltar al contenido

Tasa de natalidad y mortalidad

Tasa de natalidad y mortalidad

Las tasas de natalidad y mortalidad son importantes para seguir el ritmo de crecimiento de la población y los factores relacionados con la calidad de vida de un lugar determinado.

Para cuantificar el crecimiento natural o vegetativo de una población determinada, es necesario conocer dos conceptos importantes: la tasa de natalidad y la tasa de mortalidad. Esto se debe a que las tasas de natalidad y mortalidad indican cuántas personas nacen y cuántas personas mueren, siempre en proporción al número total de habitantes, lo que nos permite determinar la cantidad en que una determinada población se incrementa durante un período determinado.

Tasa de natalidad (TN): número de nacidos vivos por cada 1.000, es decir, el número de niños nacidos por cada mil habitantes. Ejemplo: en una ciudad de cien mil personas, 15 000 niños nacieron durante un año, por lo que la tasa de natalidad es del 15 ‰ (quince mil).

Tasa de mortalidad (TM): el número de muertes por cada 1.000, es decir, el número de muertes por cada mil habitantes. Ejemplo: en la misma ciudad, de cien mil personas, hubo 10.000 muertes en un año, entonces la tasa de mortalidad es del 10 ‰ (diez mil).

A partir de los datos proporcionados en el ejemplo anterior, podemos calcular la tasa de crecimiento vegetativo de la ciudad en cuestión. Para eso, basta disminuir a la natalidad la mortalidad. Veamos:

CV = TN – TM

CV = 15 ‰ – 10 ‰

CV = 5 ‰

Por lo tanto, en esta ciudad, el crecimiento fue del 5 por 1.000, es decir, por cada mil habitantes, aumentarán 5 personas durante el período de un año.

formulas demograficas

Fig. 1. Fórmulas para calcular las diferentes tasas poblacionales

En general, podemos notar es que, si un país presenta una elevada tasa de natalidad, pero también una elevada mortalidad, el crecimiento vegetativo al final no será alto. Pero si en ese país las condiciones sanitarias presentan relativa mejoría, la tendencia es tener menos muertes, lo que impulsa una explosión demográfica.

Este escenario es particularmente típico de los países subdesarrollados, como Nigeria, que ha acentuado los niveles de crecimiento de la población. Pero la tendencia, de acuerdo con la teoría de la transición demográfica, es que hay una disminución en el nacimiento a medio plazo, estabilizando el contingente poblacional. Esto es lo que ocurrió en Europa y en los países emergentes, como Turquía o Brasil.

image_pdfimage_print

Escribe el primer comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más contenidos

Síguenos en Facebook