Escuelapedia.com Ciencias Sustancias tóxicas formadas en la incineración de basura

Avisos google

Sustancias tóxicas formadas en la incineración de basura

Sustancias tóxicas formadas en la incineración

La basura es un problema mundial que ha ido creciendo cada vez más. Entre los principales factores que contribuyen al aumento de este problema está el hecho de que la población mundial ya superó la marca de 6,5 mil millones de habitantes, que el uso de polímeros (plásticos en su mayoría no biodegradables) en embalajes y productos que son descartados es cada vez mayor y que faltan políticas públicas y compromiso de la mayoría de la sociedad en cuanto a la reutilización de muchos materiales.

Para darnos una idea, en el año 2000, Brasil produjo 241.614 toneladas de basura por día, según datos facilitados por el IBGE. A fin de reducir el espacio ocupado por ese montante de basura en vertederos, así como evitar el mal olor y las enfermedades provocadas por plagas, tales como ratones y moscas, la incineración pasó a ser practicada desde hace mucho tiempo. Inicialmente ella consistía solamente en quemar los residuos a cielo abierto, pero hoy existen instalaciones más apropiadas, llamadas de incineradores.

Así, en la incineración, compuestos orgánicos presentes en la basura, tales como madera, papel y plásticos, son quemados a elevadas temperaturas que varían de 800ºC a 1000ºC, siendo reducidos a cenizas, vapores de agua, dióxido de carbono, así como a varias sustancias contaminantes y tóxicas, oriundas de la composición de la basura que fue incinerada.

Las cenizas producidas son llevadas a los rellenos sanitarios, con un volumen cerca del 70% inferior al de la basura inicial. La incineración es la forma más segura de librarse de basuras potencialmente peligrosas, tales como residuos hospitalarios, que involucran fármacos vencidos y materiales contaminados. Así, algunos hospitales contienen incineradores propios.

Sin embargo, como se indicó, el mayor problema de la incineración son los contaminantes generados y liberados a la atmósfera. El dióxido de carbono, que es producido en toda combustión completa de materiales orgánicos es el gran responsable por el efecto invernadero y por el calentamiento global.

Otros gases producidos pueden ser dióxido de azufre (SO2) y dióxido de nitrógeno (NO2), que contribuyen a la formación de la lluvia ácida. Los polímeros como el PVC (cloruro de polivinilo) y los poliacrilatos, generan respectivamente HCl y HCN.

Uno de los mayores contaminantes resultantes de la incineración de la basura son las dioxinas, un grupo de compuestos organoclorados que son bioacumulativos y tóxicos. El más peligroso es el ,3,7,8-TCDD (2,3,7,8-tetraclorodibenzo-p-dioxina), que se muestra a continuación:

TCDD

Estructura principal: dioxina TCDD

Esta sustancia se libera principalmente en la incineración del PVC, que es ampliamente utilizado en la producción de artículos médicos.

Además, si la basura contiene pilas que fueron desechadas incorrectamente, sustancias derivadas de metales pesados también podrán ser generadas, tales como el mercurio, el plomo y el cadmio, que son muy tóxicos, incluso en pequeñas cantidades. Esas sustancias son bioacumulativas, tóxicas, cancerígenas y teratogénicas (pueden causar daño al embrión o al feto durante el embarazo), pudiendo ser absorbidas por la piel, inhaladas o ingeridas.

Una salida a este problema sería el estricto control de emisiones de gases a través de la filtración y la neutralización. Sin embargo, esto hace que el costo del proyecto de incineradores se amplíe considerablemente. Una alternativa que ha sido estudiada para disminuir este costo sería aprovechar el calor generado en la incineración para producir electricidad.

Recomendado