Escuelapedia.com Historia Supremacía burguesa con la Revolución Gloriosa

Avisos google

Supremacía burguesa con la Revolución Gloriosa

Revolución Gloriosa Burguesia
La revolución gloriosa, que tuvo lugar en Inglaterra en 1688, fue el último episodio de la consolidación de la revolución burguesa en el país. A diferencia de la revolución puritana, ella no se desarrolla en forma de guerra civil sino como una sustitución política para atender al desarrollo del proceso histórico del fortalecimiento de la burguesía.

Después de la muerte de Oliver Cromwell, se produce la restauración monárquica de los Estuardo. Carlos II, hijo del decapitado rey Carlos I, ascendió al trono y gobernó entre 1660-1685. Su reinado, que fue hecho posible por la acción de la nobleza inglesa y la aristocracia, se caracterizó por la rápida expansión del comercio y la industria, además de estimular la ciencia y la realización de una reforma educativa.

Carlos II fue educado en la corte francesa de Luis XIV, siendo seguidor del catolicismo y absolutismo, lo que le traería algunos problemas, pues tales posiciones lo colocarían en choque contra las clases dominantes inglesas. La principal manifestación de esa indisposición fue la división del Parlamento entre dos partidos: el partido Whig, formado por burgueses liberales defensores de la supremacía del Parlamento en relación al rey y contrarios a los Estuardo, y el partido Tory, formado por la aristocracia conservadora y absolutista, partidaria de los Estuardo y del anglicanismo.

Carlos II murió en 1685, no dejando a herederos para el trono. En su lugar llegó al trono su hermano, Jacobo II, que quería mantener la restauración del absolutismo en Inglaterra. Esta afirmación fortalecería la oposición de los Whigs. Sin embargo, el evento que precipitaría la revolución gloriosa estaba ligado a los lazos conyugales de Jacobo II.

Inicialmente, casado con una protestante, Jacobo II se casaría por segunda vez con una católica, después de la muerte de su primera esposa. Incluso enfermo, Jacobo II logró tener un heredero varón, un hijo católico. La amenaza de ascensión al trono de un rey católico unió a Whigs y Tories contra Jacobo II. Pesaron todavía contra el monarca intentos de eximir del pago de impuestos a los católicos, estipulados según la religión, y el nombramiento de varios funcionarios religiosos para cargos importantes en el gobierno.

La alianza de los dos partidos del Parlamento tuvo como resultado ofrecer el trono a Guillermo de Orange, el jefe de Estado holandés, protestante y casado con María Estuardo II, hija de Jacobo II. En 1688, Guillermo de Orange invadió Inglaterra y expulsó a su suegro, Jacobo II, del trono de Inglaterra.

En el poder, William III (título alcanzado desde la subida al trono) juró la Declaración de Derechos (Bill of Rights), que instituía el juicio de los individuos por un jurado, perdiendo el rey todavía la prerrogativa de suspender la ejecución de leyes y establecer impuestos sin autorización del Parlamento. La Bill of Rights se estipula la creación de un ejército permanente, la garantía de la libertad de prensa y de la libertad individual, la protección de la propiedad privada y la autonomía del poder judicial. Esta medida garantiza la transformación en las legislaciones de los intereses sociales de la burguesía británica y pone la autoridad del rey bajo el poder parlamentario. Había también la creación del Acta de Tolerancia (Toleration Act), que garantiza la libertad religiosa a los cristianos, exceptuando los católicos.

La revolución gloriosa, se configura así como una revolución política, que apareció consolidar el poder económico y la supremacía burguesa. El carácter liberal de la monarquía constitucional fue el resultado de la revolución social política desatada en 1641, con la guerra civil inglesa.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Recomendado