Avisos google

Soviets

Soviets

Los Soviets emergieron en 1905 como órganos del levantamiento armado, asambleas de los trabajadores. Fueron diseñados por la creatividad revolucionaria de las masas, como una expresión de la creación del pueblo, como una manifestación de la iniciativa del pueblo. Soviet significaba originalmente cualquier tipo de consejo (en ruso: совет) o más específicamente un Consejo de Diputados de los Trabajadores, Soldados y Campesinos. Fueron primeramente organizados en mayo y junio de 1905, en Ivanovo-Voznessensk y Kostroma para dirigir la huelga de los trabajadores de industrias textiles. Pero no solamente ejercieron esa función: también designaban un papel político local. Se trató de la mayor huelga realizada en Rusia. En esa ocasión, fue elegido el primer Soviet de delegados de los trabajadores, entre los días 15t y 18 de mayo de 1905. Por primera vez, los trabajadores se presentaron como clase consciente, libres de la influencia de los ‘demócratas’ como habían estado anteriormente.

El Soviet más importante surge en el mismo año, en San Petersburgo. Allí se emitió una proclamación proponiendo que cada fábrica y cada taller escogieran un diputado para cada grupo de 100 trabajadores. Tales diputados formaban el Comité General de Trabajadores de San Petersburgo.

La represión del zarismo impidió la formación del Congreso Nacional de los Soviets. En febrero de 1917, cuando se venció al gobierno zarista, se forma un Soviet en Petrogrado. Este llamó a todos los Soviets de otras ciudades para enviar delegados para ser constituido un Congreso de Soviets, lo que indicaría un comité permanente para actuar en los intervalos entre un congreso y otro. Esa sería la base para un gobierno de los trabajadores a través de Rusia, tarea imposible para algunos grupos dentro de ella por tener como único objetivo la organización de huelgas.

Los bolcheviques se limitaron a directrices programáticas de 1903, en el Cuarto Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia en abril de 1906. En este día, se adoptó una resolución, explicando que los Soviets, en el proceso de lucha, deberían transformarse de simples organizaciones de choque en organizaciones para la lucha revolucionaria general; que los mismos representaban el embrión del poder revolucionario dependiendo su fuerza y prestigio enteramente de la energía y éxito de la sublevación. Lenin reconoció en los Soviets la existencia, en una forma elemental, de un tipo totalmente nuevo de gobierno, ejercido por el gobierno obrero que sólo podía ser históricamente comparado con la Comuna de París (1897). Lenin comenzó a referirse cada vez más a los Soviets no solo como medio de combate y control de Gobierno Provisional y como instrumento para la próxima caída del mismo, sino como la base necesaria de una nueva organización política.

image_pdfimage_print
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado