Escuelapedia.com Historia Sobre el ateísmo

Avisos google

Sobre el ateísmo

El ateismo

El ateísmo, en un sentido amplio, es la ausencia de creencia en la existencia de deidades. El ateísmo se opone al teísmo, que en su forma más general es la creencia de que hay al menos una deidad.

El término ateísmo, del griego antiguo ἄθεος (tr. atheos), que significa ‘sin Dios’, se aplicó con un pensamiento negativo a aquellos que rechazaron las entidades de dioses adorados por la mayoría de la sociedad. Con la difusión del pensamiento libre, el escepticismo científico y el consiguiente aumento de la crítica de la religión, se ha reducido el ámbito de aplicación del término en sentido negativo o prejuicioso. Los primeros individuos en identificarse como ‘ateos’ aparecieron en el siglo XVIII.

Los ateos tienden a ser escépticos con respecto a las afirmaciones sobrenaturales, citando la falta de evidencia empírica que demuestra su existencia. El ateísmo ha ofrecido varios argumentos racionales para no creer en cualquier tipo de deidad. El complejo ideológico ateo incluye: el problema del mal, el argumento de revelaciones contrarias, y el argumento de la incredulidad. Otros argumentos para el ateísmo son filosóficos, sociales e históricos. Aunque algunos ateos adoptan filosofías seculares, no hay ninguna ideología o conjunto de comportamientos que todos los ateos sigan. En la cultura occidental, se asume que los ateos suelen ser irreligiosos, aunque algunos ateos son espiritistas. Por otra parte, el ateísmo también está presente en algunos sistemas religiosos y creencias espirituales, como el jainismo, el budismo y el hinduismo. El jainismo y algunas formas de budismo no abogan por la creencia en dioses, mientras que el hinduismo tiene el ateísmo como un concepto válido, pero difícil de seguir espiritualmente.

Como los conceptos de la definición de ateísmo varían, es difícil determinar el número de ateos existentes en el mundo de hoy con precisión. De acuerdo con una estimación, alrededor del 2,3% de la población se describe a sí misma como atea, mientras que el 11,9% se describieron como no religiosas. Según otra estimación, la tasa de personas que se declaran a sí mismos como ateos son más altas en los países occidentales, aunque también varía mucho en el grado – Estados Unidos (4%), Italia (7%), España (11%), Reino Unido (17%), Alemania (20%) y Francia (32%) – Religious Views and Beliefs Vary Greatly by Country, According to the Latest Financial Times/Harris Poll.

El término ateísmo fue utilizado por primera vez para describir una creencia autoconfesa a finales del siglo XVIII en Europa, denotando específicamente incredulidad en el Dios monoteísta abrahámico.

De acuerdo a la especialista en religión Karen Armstrong, durante los siglos XVI y XVII, la palabra ateo siguió reservada exclusivamente para la polémica. El término ‘ateo’ era un insulto y como tal no era frecuente autodenominarse ateo.

En el siglo XX, la globalización ha contribuido a la ampliación del término para referirse a la incredulidad en todos los dioses, aunque todavía es común en la sociedad occidental describir el ateísmo como una simple falta de fe en Dios. Más recientemente, ha habido un movimiento filosóficos tratando de redefinir el ateísmo como una falta de creencia en deidades, y no como una creencia en sí misma; este ajuste se ha hecho popular en las comunidades ateístas, aunque su uso ha sido limitado.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado