Escuelapedia.com Ciencias Síndrome del intestino irritable

Avisos google

Síndrome del intestino irritable

Síndrome del intestino irritable
El síndrome del intestino irritable (SII) afecta a más mujeres que hombres y es una condición muy común en todo el mundo. Por no presentar infecciones o úlceras es llamada de funcional. Hasta hoy este trastorno del tracto digestivo no ha proporcionado ninguna alteración metabólica, bioquímica o estructural de los órganos involucrados, caracterizado por la inhibición, acentuación o modificación de las funciones intestinales. Este síndrome puede estar asociado con cambios psicológicos, como depresión y ansiedad.

Por no ser un síndrome conocido, no resulta claro cuándo la persona presenta los síntomas del cuadro clínico, que generalmente son calambres abdominales, náuseas, gases, estreñimiento, diarrea, distensión abdominal, ardor, aumentación en la frecuencia diaria de evacuaciones y sensación de evacuación incompleta. Algunas personas pueden experimentar distensión abdominal, moco en las heces y urgencia rectal.

También se desconoce qué provoca la aparición de este síndrome, pero los expertos creen que la causa está en los cambios de los movimientos que llevan el alimento desde la boca hasta el ano. En observaciones realizadas en pacientes con el síndrome del intestino irritable, se han identificados pequeños volúmenes de heces y gases en el intestino, que son capaces de generar una sensación interpretada por los pacientes como dolor, mientras que las personas que no poseen el síndrome no sintieron ninguna perturbación.

Como este síndrome no presenta úlceras e infecciones, el médico prescribe diversos exámenes – no para diagnosticar el síndrome, sino para alejar todas las probables enfermedades que tienen síntomas similares. A partir del historial clínico, síntomas, pruebas de laboratorio y minuciosos exámenes físicos el médico puede descartar otras patologías y diagnosticar el síndrome.

Si los síntomas se presentan después de los 40 años, mostrando un cuadro de sangrado rectal, pérdida de peso, fiebre, anemia y diarrea severa, el médico debe investigar más de cerca las causas que están provocando estos síntomas.

Hasta ahora no es conocido tratamiento eficaz para este síndrome. Por lo tanto, el tratamiento se basa en los cambios en la dieta. En algunos casos, los antidepresivos son prescritos por el médico.

Recomendado